2019/07/11

Los misiles descubiertos en una base de Haftar en Libia son de Francia
GARA|trípoli

Francia admitió ayer que los misiles de fabricación estadounidense hallados por las fuerzas leales al Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) en una base arrebatada al mariscal Jalifa Haftar cerca de Trípoli le pertenecen, pero negó habérselas suministra- do a los rebeldes, lo que violaría el embargo de la ONU en vigor en Libia.

«Los tres misiles Javelin hallados en Gharian (oeste) pertenecen al Ejército francés, que los había comprado a EEUU», declaró a AFP el Ministerio francés de Defensa, confirmando una noticia de “The New York Times”.

Las armas eran para la autoprotección de un destacamento francés desplegado con fines de «Inteligencia antiterrorista», explicó el Ministerio, que confirmó la presencia de fuerzas francesas en Libia. Aseguró que estaban «dañadas e inutilizables» y fueron «almacenadas en un depósito para su destrucción», pero no explicó cómo llegaron a manos de Haftar, que en abril lanzó una ofensiva sobre la capital, ni por qué no fueron destruidas rápidamente al estar almacenadas en un país en guerra y teóricamente sometido a un estricto embargo de armas desde 2011.

Inicialmente se sospechó que estos misiles pertenecían a Emiratos Árabes Unidos, que lo negó.

París ha admitido haber dado información de Inteligencia a Haftar en la lucha antiyihadista en el este y el sur, pero no apoyo militar en su ofensiva.

Pese al embargo, ha habido informes de entregas de armas en Libia, lo que levanta sospechas de una guerra por procuración entre las potencias regionales. El GNA tiene el apoyo de Turquía y Qatar, y Haftar, el de Egipto, Emiratos Árabes Unidos y, al menos político, de EEUU y Rusia.