2019/07/12

El cooperativismo pone acento musical al desarrollo sostenible

En otro de los eventos que están marcando este 50º aniversario de la fundación de las primeras cooperativas vascas, el CSCE recibió ayer de Mondragon una de las piezas que conformarán la sinfonía «Humanity at Music». En esta jornada se habló de retos y compromisos.

GARA|BILBO
0712_eko_koop

En el acto que tuvo lugar en el Palacio Euskalduna se rindió homenaje a 69 cooperativas vascas con más de medio siglo de trayectoria. En el marco de este 50º aniversario, el programa de la jornada incluyó la «donación» de la partitura “Etorkizuna” por parte de Mondragon, una pieza que se ha incluido en el álbum “Humanity at Music”.

El himno ha sido compuesto por Fernando Velázquez con letra de Jon Sarasua. Se trata de una «sinfonía de la cooperación» en ocho piezas interpretada por la Orquesta Sinfónica de Euskadi que se estrenará en concierto el 14 de septiembre en el Buesa Arena de Gasteiz.

En su discurso, el presidente del Consejo Superior de Cooperativas de Euskadi (CSCE-EKGK), Patxi Olabarria, subrayó que «es posible otra forma de hacer empresa», primando a «las personas sobre el capital» y, al mismo tiempo, promoviendo «la igualdad y la cohesión social».

Incidió también Olabarria en que las cooperativas «no se deslocalizan», sus centros de decisión «están arraigados» en territorio vasco y en ellas se crea «empleo sostenible de calidad».

Por su parte, la consejera de Trabajo y Justicia del Gobierno de Lakua, María Jesús San José, se mostró convencida de que la apuesta del cooperativismo está centrada en los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 porque «las características de las empresas cooperativas, sus principios y valores colocan a la persona en el centro de su propia existencia».

El discurso de clausura, ante cerca de 250 representantes y profesionales del espacio cooperativo vasco, corrió a cargo de Iñigo Urkullu, que definió esta jornada de reconocimiento como «la confirmación de que el tejido económico y social de Euskadi está enfocado el futuro con previsión».

Más en concreto, Urkullu mencionó la «digitalización, la robotización, la participación, la innovación y las nuevas formas productivas como parte de la visión y los retos globales del mundo cooperativo».

Proyecto de ley

El lehendakari recordó que el nuevo proyecto de ley de cooperativas aprobado por su Gobierno en diciembre ya avanza en su tramitación parlamentaria. Según aseguró, el modelo en el que se basa «se centra en la persona, reinvierte en su entorno y busca el máximo bienestar en el marco de un crecimiento sostenible, tanto desde el punto de vista medioambiental como económico y social, con una perspectiva global».

Urkullu comentó que la nueva ley «es una nueva oportunidad para seguir extendiendo un modelo muy arraigado en la cultura de trabajo de Euskadi, porque profundiza en los nuevos sistemas participativos de gestión, estimula la participación de los trabajadores en la toma de decisiones y los resultados, y facilita la incorporación de las personas trabajadoras al capital o la propiedad de la empresa».