2019/07/12

Erreportajea
 
LA IGUALDAD SE REIVINDICA EN LA PELOTA POR SEGUNDO AÑO CONSECUTIVO

El torneo Emakume Master Cup vuelve estos sanfermines después del éxito conseguido el año pasado. Pero, además de centrarse en la competición, las pelotaris también tienen tiempo de disfrutar de las fiestas, aunque sea de una manera más relajada.

Adriana LÓPEZ
0712_eh_pilotaris

Desde pequeña, Andrea Aldaregia lo tenía muy claro: quería jugar a pelota. Ni fútbol, ni baloncesto, ni ningún otro deporte mayoritario. De este modo, comenzó a jugar a los 7 años en Irurtzun, donde, además de ella, tan solo había otra chica más. Al ser las únicas, les tocó competir en la modalidad masculina. Según las reglas de la competición, a partir de los 12 años ya no podían seguir jugando contra chicos, por lo que no tuvieron más remedio que dejarlo. Pero aquello no fue el final. Tras pasar una larga temporada inactiva, hace cuatro años se le presentó otra oportunidad. Y no la dejó pasar.

El caso de Naroa Iturain es similar. Comenzó a interesarse por la pelota desde muy pequeña, pero nunca estuvo en ningún club. Le gustaba ir al frontón. Era uno de sus pasatiempos favoritos. Hace cinco años, descubrió a un grupo de chicas que se reunía en el frontón de la Mañueta de Iruñea, y se animó a jugar con ellas. Este grupo crearía más tarde Aldatze, el primer club de mujeres pelotaris en Iruñea. Su propio nombre, Aldatze (cambio en euskara), deja entrever los objetivos del club.

En el cartel sanferminero del Labrit

Este es un año especial para la pelota femenina en sanfermines. Como ya ocurrió el año pasado, se celebra el torneo Laboral Kutxa Emakume Master Cup San Fermin Txapelketa, torneo que rompió una lanza en favor de las pelotaris y que consiguió hacerse un hueco en el apretado cartel sanferminero del Labrit. El éxito conseguido el año pasado ha hecho que por segundo año consecutivo Iruñea sea de nuevo escenario para la pelota femenina. El campeonato comenzó el pasado 6 de julio, cuando se celebraron las semifinales en el frontón Remontival de Lizarra. En la categoría Sub-18, Arrate Bergara y Katixa Agorreta se impusieron por 18-17 a la pareja formada por Ane Mendiburu y Leyre Oscoz, y se medirán en la final a Eider Salbide y Olatz Ruiz de Larramendi, que ganaron por 18-8 a Udane Vergara y Garazi Lasa. En la categoría Senior Amaia Jaka y Maite Ruiz de Larramendi consiguieron un resultado de 18-10 ante Miren Larrarte y Naroa Elizalde y se verán las caras con Iera Agirre y Oihana Orbegozo, que se impusieron a Aldaregia y Amaia Aldai por 18-13. La gran final se disputará el día 13 en el Labrit.

Iturain no ha podido participar este año en la Emakume Master Cup. Pero sí el pasado, y lo hizo a lo grande: llegó a la final. «No me esperaba llegar hasta allí. Pensaba que como mucho jugaría por el tercer y cuarto puesto, pero te salen partidos redondos y te acabas clasificando. Llegar al final de los sanfermines y ver el Labrit con un montón de personas para verte jugar a ti es una emoción muy grande, y más para las que somos de Iruñea», explica Iturain. Jugar la final del torneo hizo que las fiestas del año pasado fueran totalmente diferentes.

«Cuando sabes que tienes que jugar un partido afrontas unos días en los que te ciñes y piensas todo el rato en ello. Intentas hacer una vida lo más relajada posible, salir lo menos posible y cuidas la alimentación al máximo», subraya. A su juicio, salir y cubatas forman una dupla que no casa con tener que jugar la final de la Master Cup el sábado, por lo que estas fiestas, como no le toca jugar, están siendo «muchísimo más relajadas y disfrutadas» para la pelotari, mientras rememora los especiales sanfermines del año pasado.

Aldaregia, sin embargo, ha disputado el torneo en ambas ocasiones. No ha conseguido llegar a la final, pero sabe también qué se siente al jugar en el Labrit. Disputó el partido por el tercer y cuarto puesto, y afirma que es un día que difícilmente va a olvidar: «Fue muy emocionante. Había mucha gente en el frontón y estaba muy nerviosa, no todos los días se juega allí».

La competición, por lo tanto, ha ocupado una parte importante de los sanfermines de ambas pelotaris, pero siempre queda tiempo para disfrutar. «Son unos días muy bonitos», remarca Aldaregia, y tanto ella como Iturain coinciden en que las fiestas hay que vivirlas tanto de día como de noche: «No se trata solo de la gaupasa, la fiesta o los conciertos, sino también de los gigantes, el encierro o las actividades que hay por la mañana». En este sentido, le gusta vivir ambas partes «como una persona de Iruñea, no como lo enseñan desde fuera, que parece que solo es fiesta y noche». «La diversión también puede ser durante el día», explica.

En sanfermines, por lo tanto, hay tiempo para todo. Para la noche, para disfrutar del día y también para la pelota. La Emakume Master Cup vuelve a ser protagonista esta vez, y volverá a dar que hablar. Los pilotazales tienen una cita imprescindible mañana a partir de las 11:30 en el Labrit.