2019/07/12

La Ley de Policía supondrá un gasto de 54,5 millones en sobresueldos

La nueva Ley de Policía recién aprobada contempla el pago de «complementos de desarrollo profesional» a los ertzainas y un proceso de implantación progresivo hasta 2023. En estos cuatro años, el Departamento de Seguridad prevé un gasto de 54,5 millones de euros para la retribución de esos complementos salariales a agentes y oficiales.

Iñaki IRIONDO|GASTEIZ
0712_eh_ertzaintza

Pagar a los y las ertzainas costará 54,5 millones de euros más a los contribuyentes de la CAV en los próximos cuatro años después de que la nueva Ley de Policía, publicada el pasado martes en el BOPV, haya introducido un sistema de desarrollo profesional que tiene que quedar implantado antes del 31 de diciembre de 2023.

Según los datos remitidos por el Departamento de Seguridad al Parlamento, a petición de Julen Arzuaga, de EH Bildu, el pago de los complementos retributivos de la Ertzaintza supondrá un incremento de 5,3 millones de euros en los presupuestos de la CAV de 2020, una cantidad que –como se ve en el cuadro adjunto– prácticamente se irá duplicando, triplicando y cuadruplicando, hasta llegar a la subida de 22 millones al final del periodo de cuatro años. En total, serán los mencionados 54,5 millones de euros.

La disposición final cuarta de la ley establece que el Gobierno autonómico, en el plazo de un año, deberá aprobar el decreto del sistema de desarrollo y carrera profesional de la Ertzaintza, con una fase inicial de implantación hasta el 31 de diciembre de 2023.

Se prevé que a partir de esa fecha el complemento mínimo en la escala básica sea de 1.378 euros anuales, en la de inspección de 1.639,6 €, en la ejecutiva de 1.879,2 € y en la superior de 2.339,4 €. En 2020 se les pagará un 25% de ese complemento, y cada año otro 25% más hasta llegar al 100% en 2023.

Cumplir horarios y asistencia

El artículo 73 quinquies de la nueva ley establece que la cantidad que se fije para cada agente como complemento de carrera profesional estará ligado «a la superación de la evaluación del desempeño profesional conforme a los baremos que se establezcan reglamentariamente, entre los que deberán tenerse en cuenta: la conducta profesional, el logro de resultados y el nivel de cumplimiento horario y de asistencia al trabajo».

Para establecer en qué nivel quedará encuadrado cada ertzaina a partir de 2024 se tendrá en cuenta la antigüedad, la «cualificación profesional, incluyendo cursos de formación y perfeccionamiento; titulaciones académicas oficiales e idiomas»; las «actuaciones meritorias como medallas al reconocimiento de la labor policial, diploma al servicio policial, ausencia de sanciones disciplinarias, participar en actos representando a la Ertzaintza o la designación a funciones de superior categoría»; y la «implicación y compromiso con la organización».

Propuestas del PP

Todos los puntos aquí referidos y que suponen el incremento del gasto presupuestario en 54,5 millones en los próximos cuatro años no figuraban en el proyecto de ley presentado por el Gobierno de Urkullu al Parlamento de Gasteiz, sino que recogen casi textualmente enmiendas presentadas por el PP durante la tramitación.

La parlamentaria «popular» Nerea Llanos actuó, y con notable éxito, como representante de algunos de los sindicatos de la Ertzaintza en la Ponencia que alumbró esta ley sin apenas debate con otros grupos.