2019/07/26

Erreportajea
 
NAIRO QUINTANA CERRÓ LA POLÉMICA QUE ABRIÓ POR NO TRABAJAR EN PRAT D’ALBIS

Nairo Quintana evitó cualquier polémica ayer con su equipo por el trabajo realizado en el Izoard, que redujo cuatro de los minutos que tenía, más de la diferencia que le saca ahora Alaphilippe. Dijo que «no creo que me hubieran dejado coger tantos minutos los demás equipos».

Joseba ITURRIA
0726_kir_ciclismo2

Se le preguntó en la sala de prensa a Nairo Quintana si estaba en cólera o en conflicto con su equipo por los cuatro minutos que recortó Marc Soler en la ascensión al Izoard y respondió que «no hay ningún conflicto ni ningún enfado. Lo teníamos claro desde la mañana que íbamos a meter gente en la fuga y tratamos de hacer la carrera de esa manera para ayudar a Mikel a subir posiciones. Él ha dicho al equipo que se sentía bien y nosotros hemos estado quietos en la fuga para esperar cuando llegara él como lo hizo en la etapa de Foix. Intentamos romper el pelotón detrás para ver si se quedaba alguno de la general, pero no pasó eso, Mikel ha dicho que no tenía piernas suficientes y hemos continuado en la escapada conmigo y con Andrey para apostar por la victoria de etapa. Muchas veces se piensa que si no se acelera atrás, qué hubiera podido pasar, pero había intereses de otros equipos y no creo que me habrían dejado coger tanto tiempo».

Con estas declaraciones Nairo Quintana cerró la polémica creada en Movistar después de no trabajar para Landa y Valverde en Prat d’Albis cuando llegaban desde atrás. Su gesto de coger un bidón y ponerse a beber en lugar de tirar a muerte todo lo que pudiera para Landa o que ni se miraran él y Valverde y las declaraciones del murciano en las que dudaba del colombiano generaron tal revuelo que Movistar tuvo que difundir un vídeo para dar a entender que la relación entre los tres líderes era buena.

Pero mucho mejor que ese vídeo fueron sus declaraciones en rueda de prensa, en las que agradeció al equipo cuando se le criticaba por hacer la misma táctica que se agradeció en Prat d’Albis. La única diferencia es que ayer el colombiano estaba mucho mejor y Mikel Landa no pudo atacar. Ahora lo que cambia es que tiene dos bazas para buscar el podio, que se ha marcado el equipo como objetivo. Quintana añadió que «fue una bonita victoria. Hemos aprovechado el gran trabajo que ha hecho el equipo. Es un triunfo de etapa especial. Habíamos trabajado de diferentes maneras. Estar en la fuga no es fácil. Muy pocas veces he tenido presencia en ellas. Se ha hecho un corte bastante grande adelante, le he pedido a Andrey que cerrara ese hueco porque nos correspondía a nosotros y ha tirado fuerte para poder juntar los dos grupos y a la gente se le veía sufrir bastante. Me sentía muy bien, en buena condición, sabía que por detrás venían bastante fuerte, dejé que se hicieran ataques, aproveché el mio y me salió bien».

La influencia de la altitud

El colombiano logró ayer su tercera victoria de etapa en el Tour tras las logradas en 2013 en Semnoz y el año pasado en el col de Portet y admitía la importancia que tuvo en su triunfo y en la actuación de Bernal la influencia de la altitud: «Estas montañas nos vienen muy bien, son puertos más altos en los que podemos respirar mejor, sin alergias, con mucha altitud. Así Bernal hizo el ataque en el momento indicado, porque la altura que tenía la podía aprovechar para poder sacar diferencias. Los dos vivimos por encima de esa altitud y para los que quieran conocer Colombia y la altura de la tierra de Nairo Quintana, de Egan Bernal y de Urán, están invitados a montar en bicicleta en el Gran Fondo Nairo Quintana, donde recorreremos las rutas de entrenamientos desde junior hasta ahora a una altitud importante».

 

Landa: «No es nada sorprendente su victoria, es un tipo duro, no se rinde»

Mikel Landa elogió a Nairo Quintana tras la etapa: «Se ha metido en la fuga, iba bien y su etapa tácticamente nos favorece para lo que queda. No ha sido nada sorprendente su victoria, es un tipo duro, nunca se rinde y ha demostrado quién es». De la estrategia de Movistar explicó que «en el Izoard vimos a alguno que iba sufriendo y aceleramos, luego cambiamos la estrategia. No se movió nadie hasta el final. En la fuga estaba Nairo y por eso estaba nerviosa la gente, había que respetar. Ha sido un día duro y de los otros líderes nadie ha perdido. Queda un final interesante del Tour, vamos a ver si somos capaces de hacer algo importante y alcanzar el podio. Hay que jugársela, lo intentaremos».

Sobre Julian Alaphilippe dijo que «sabemos que no van a dejar moverse a nadie y será difícil controlar. Alaphilippe ahí está y ya no sorprende. Se le respeta. Se le ve menos fuerte, pero aguanta».GARA