2019/08/10

La jefa de Gobierno de Hong Kong descarta hacer concesiones

La jefa del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, descartó hacer concesiones para silenciar a los manifestantes, a la vez que advirtió del daño económico que están produciendo las protestas. Las movilizaciones llegaron ayer al aeropuerto de Hong Kong.

GARA|HONG KONG
0810_mun_hong

La jefa del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, advirtió ayer de que las manifestaciones que sacuden desde hace dos meses la ciudad están provocando una tormenta económica, pero descartó hacer concesiones. «En lo que se refiere a una solución política, no creo que tengamos que hacer concesiones para silenciar a los manifestantes violentos» declaró tras reunirse con líderes empresariales.

El sector privado y la industria del turismo han mostrado su preocupación ante el impacto económico de la crisis.

«La desaceleración esta vez se ha producido muy rápido. Alguien la ha comparado con un tsunami», afirmó Lam.

La compañía de transportes Cathay Pacific advirtió de que estaban bajando las reservas, las agencias de viajes registraron caídas de hasta el 50% en las reservas de grupo, y la junta de turismo dio cuenta de una reducción del orden de dos dígitos en las llegadas de visitantes en la segunda mitad de julio. «La recuperación económica llevará mucho tiempo», avisó Lam. Al mismo tiempo, centenares de manifestantes protagonizaban una sentada en el aeropuerto de Hong Kong para sensibilizar a los visitantes extranjeros sobre sus protestas, que empezaron hace dos meses y que tienen nuevas convocatorias previstas este fin de semana.

«No alborotadores, solo tiranía», gritaban los manifestantes para llamar la atención de los sorprendidos pasajeros.

En su mayoría vestidos de negro, se sentaron en el suelo en la zona de llegadas con pancartas en chino y en inglés en las que condenaban la violencia policial. Ayer se cumplieron dos meses del inicio de las movilizaciones surgidas a raíz de una gran protesta contra un proyecto de ley de extradiciones, que acabó convirtiéndose en demandas de una reforma política.

Las manifestaciones casi diarias degeneran cada vez más en enfrentamientos con la Policía.

El controvertido proyecto de ley fue suspendido, pero los manifestantes continúan reclamando su retirada definitiva, así como la dimisión de Lam y la designación de un sucesor a través del sufragio universal, en lugar de los actuales nombramientos desde Pekín.

China urge a EEUU a que deje de interferir

Pekín urgió a EEUU a que «deje de interferir inmediatamente» en Hong Kong y los asuntos internos de China, y a que deje de apoyar las manifestaciones en la excolonia.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, respondía así al Departamento de Estado de EEUU, cuya oficina criticó a la prensa el jueves por haber revelado la reunión de una empleada de la sección política del consulado de EEUU, identificada por medios chinos como Julie Edaeh, con manifestantes hongkoneses. Hua señaló que EEUU debería reflexionar sobre sus palabras y hechos y pidió a ese país que no use a los medios para atacar o culpar a los gobiernos de otros países. «La parte estadounidense ha intervenido con frecuencia en los asuntos de Hong Kong, lo que inevitablemente conducirá a la oposición resuelta y la indignación del pueblo chino, incluyendo los compatriotas de Hong Kong», indicó la portavoz.

El Ministerio citó a un alto funcionario del consulado estadounidense para expresar su descontento.GARA

REGULADOR AÉREO


La administración china de la aviación civil pidió a Cathay Pacifique que impida a los miembros del personal que han apoyado las manifestaciones trabajar con vuelos que atraviesen el espacio aéreo chino o con destino a China continental.