2019/08/13

EEUU denegará la ciudadanía o expulsará a inmigrantes que considere una «carga social»

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado que los inmigrantes que considere «una carga social» por recibir ayudas públicas para alojamiento o alimentos durante «demasiado tiempo» verán rechazada su residencia o denegada la ciudadanía estadounidense.

GARA|WASHINGTON
0813_mun_inmigracion

El Gobierno de Donald Trump anunció ayer una nueva legislación que niega la nacionalidad a los inmigrantes más pobres, los que reciben ayudas públicas. Los inmigrantes que se consideren como «cargas para la sociedad» verán rechazado su acceso al territorio y a los que ya se encuentren en EEUU se les denegará la «carta verde», el permiso de residencia. Si ya la poseen, no podrán obtener la nacionalidad estadounidense.

Esta nueva legislación contra quienes considera «cargas para la sociedad» se refiere a los inmigrantes que a su llegada obtienen, durante un periodo limitado, subsidios de vivienda o cupones de alimentos.

El director de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de (USCIS), Ken Cucinnelli, justificó la reglamentación señalando que «el Gobierno de Trump defiende de nuevo los ideales de autonomía y de responsabilidad individual asegurando que los inmigrantes son capaces de mantenerse y triunfar aquí, en América».

Esta nueva reglamentación «protegerá a los contribuyentes americanos, preservará nuestro sistema de ayudas públicas para los americanos vulnerables y hará respetar la ley», señaló un comunicado de la Casa Blanca, que subraya que la ley estadounidense estipula que quienes van a vivir a EEUU no pueden convertirse en «una carga para la sociedad».

«Durante años, esta exigencia ha sido clara y ampliamente ignorada, haciendo pesar una enorme carga sobre los contribuyentes americanos. Hoy, la ley sobre las cargas para la sociedad por fin se va a aplicar». insistió. El jefe de Inmigración de explicó que, bajo esta nueva regla, un inmigrante legal será definido como «carga pública» si recibe «uno o más beneficios públicos designados» durante más de 12 meses en un período de 36 meses. «En el caso de recibir dos ayudas públicas al mes, se contará como dos meses», detalló Cucinnelli.

Estos beneficios públicos incluyen asistencia alimentaria, vales de ayuda para la vivienda y programas que subsidian el costo de los medicamentos, entre otros.

Por otro lado, Cucinnelli aseguró que esta medida no afectará a los refugiados, asilados y víctimas de violencia doméstica y tráfico de personas que residen en Estados Unidos.

Actualmente, cerca de 22 millones de extranjeros residen legalmente en el país.

DEMANDAS LEGALES


La regulación entrará en vigor a partir del próximo 15 de octubre, aunque las demandas legales pueden retrasar su implementación final varios meses o, incluso, eliminarla.