2019/08/16

Moon insta a Japón a dialogar en plena disputa comercial e histórica

El presidente de Corea del Sur envió ayer un mensaje conciliador a Japón para acabar con sus disputas comerciales e históricas con motivo del 74 aniversario del fin de la ocupación nipona de la península.

GARA|SEÚL
0816_mun_corea

«Más vale tarde que nunca: si Japón escoge la senda del diálogo y la cooperación, con gusto aunaremos fuerzas», manifestó el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, durante su alocución televisada con motivo del Día de la Liberación. Insistió en que Corea del Sur «luchará junto a Japón para crear un Asia oriental que participe en el comercio justo y la cooperación».

El mensaje de Moon ha sido una de las llamadas al diálogo más claras hacia Tokio desde que este endureciera las restricciones de sus envíos a Corea, en una aparente represalia por sus diferencias sobre las compensaciones a trabajadores surcoreanos esclavizados durante la colonización nipona de la península coreana (1910-1945).

En 2018 el Tribunal Supremo de Corea del Sur dictaminó que las compañías japonesas deberían compensar a los surcoreanos reclutados como trabajadores forzosos durante la Segunda Guerra Mundial. Tokio defiende que el asunto fue resuelto por un acuerdo de 1965 que norma

Es probable que los viceministros de Asuntos Exteriores japoneses y surcoreanos se reúnan esta semana en Guam para discutir el asunto, según medios japoneses y surcoreanos.

Durante el acto, celebrado en el Salón de la Independencia de Corea, en Cheonan, Moon empleó repetidamente las palabras «cooperación» y «prosperidad».

«Esperamos que Japón desempeñe un papel de liderazgo conjunto para asegurar la paz y la prosperidad en el este de Asia mientras contempla un pasado que trajo desgracia a sus países vecinos», resaltó. Emplazó a Tokio a dejar de usar el comercio como «arma». Sostuvo que dicho comportamiento hará que el libre comercio «sufra daños» e incidió en que «un país que logró un crecimiento primero no debe patear la escalera mientras otros siguen sus pasos».

Abe y las lecciones del pasado

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, envió una ofrenda monetaria al polémico santuario de Yasukuni por los muertos en la guerra y se comprometió a no repetir nunca los horrores de la guerra. Aseguró que el país había grabado las «lecciones de la historia en lo profundo de nuestros corazones. Para crear una nueva era pacífica llena de esperanza, no escatimaremos esfuerzos para trabajar con la comunidad internacional».

BOICOT

Desde que en julio Japón anunció sus primeras restricciones que dañan sobre todo al sector tecnológico surcoreano, en Corea del Sur se han sucedido las protestas contra Tokio y las llamadas a boicotear todo tipo de productos nipones y a abstenerse de viajar al país vecino.

 

«ALGO PELIGROSO»

«Abe parece estar exasperado con Moon y su insistencia por volver a cuestiones del pasado. Pero emplear represalias comerciales en una disputa sobre historia es algo muy peligroso», opina Jeff Kingston, director de Estudios de Asia de la Universidad Temple de Japón.