2019/09/10

Conte presenta su programa de gobierno mientras la ultraderecha le amenaza desde el exterior de la Cámara
GARA|ROMA
0910_mun_italia

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, compareció ante el Parlamento para solicitar su aval al nuevo Gobierno de coalición entre el Movimiento 5 Estrellas (M5S) y el Partido Democrático (PD) para trabajar por una Italia «mejor» en el marco de una nueva «estación reformadora» para el país.

Tras presentar el jueves su nuevo Gabinete, Conte y sus ministros recibieron ayer el aval del Parlamento para completar la legislatura iniciada en marzo de 2018 después de que el ya exministro de Interior, Matteo Salvini, forzara la ruptura de la coalición entre el M5S y la Lega a finales de agosto.

Conte prometió revisar los decretos de seguridad promovidos por el anterior Gobierno y en particular por Salvini, que prevé multas para las ONG que rescaten a migrantes en el Mediterráneo y los lleven a las costas italianas. El fenómeno migratorio será gestionado «con rigor y responsabilidad», al tiempo que defendió una «solidaridad efectiva entre los estados miembro de la UE, hasta ahora anunciada pero aún sin realizarse».

El primer ministro defendió a la UE, «un proyecto que nos ha asegurado paz, prosperidad y mayores oportunidades para nuestros ciudadanos» al tiempo que prometió seguir manteniendo las relaciones transatlánticas, y en particular con EEUU, y ampliarlas con «los grandes actores mundiales» como India, Rusia y China.

Mientras Conte intervenía ante la Cámara de Diputados, miles de personas se concentraron en el exterior, en la plaza Montecitorio, para reclamar elecciones anticipadas convocadas por el partido ultra Hermanos de Italia. En la protesta participaron tanto miembros de este partido como de la Lega, incluido el propio Salvini.

«En la plaza hay un pedazo de Italia que creo que representa a la mayoría en el país que pide votar. Hoy la división entre el Palacio (la sede de la Cámara baja) cerrado y la Italia en la plaza es patente», arengó Salvini a los concentrados.

Ante una nube de banderas italianas, y lemas como «En nombre del pueblo soberano, NO al Gobierno de las poltronas», Salvini advirtió contra los planes de derogar leyes impulsadas por su partido. «Cerraremos los puertos, todos juntos, porque en Italia no se entra sin permiso» y «no les dejaremos salir de ese edificio, se quedarán allí día y noche, Navidad y hasta el ferragosto (la fiesta del 15 de agosto en Italia)».