2019/09/11

Encierro en el Hospital de Mendaro después de 70 días de huelga
GARA|MENDARO

La plantilla de la empresa Tecman SVA, contratada por Osakidetza para la realización de los servicios de mantenimiento en el Hospital de Debabarrena, llevó a cabo ayer un encierro en las instalaciones del centro sanitario ubicado en Mendaro.

LAB explicó que, tras dos meses de huelga, la situación de trabajadoras y trabajadores «no ha variado» por la «falta de voluntad» de la dirección de la empresa y de los responsables de Osakidetza para «llegar a un acuerdo».

«Si mostraran un mínimo interés y respeto por la plantilla y los usuarios de Osakidetza, hace semanas que hubiésemos llegado a un acuerdo», subrayó la central abertzale.

«Tampoco tienen escrúpulos a la hora de poner por encima de todo sus intereses económicos, sus ganancias, sus márgenes... Eso sí, siempre con dinero público, a costa de los y las trabajadoras de Tecman, y de la atención a las y los usuarios del Hospital de Mendaro y de los ambulatorios del Bajo Deba», manifestó.

Salarios y guardias

En cuanto a las reivindicaciones de la plantilla, el sindicato recordó que exigen subidas de los salarios ligadas al IPC –están congelados desde 2011– y que se reconozca el turno «de guardia», fijado para responder en media hora a cualquier avería o imprevisto que pueda surgir en el hospital. Como detalló LAB, por realizar ese trabajo un técnico de Osakidetza cobra 43 euros al día, mientras que a un trabajador de Tecman solo le pagan 11 euros.

También acusó a los responsables de Tecman y Osakidetza de «vulnerar una y otra vez» el derecho a la huelga, por lo que ya interpuso una demanda en los tribunales el 19 de julio cuyo juicio se celebrará el 20 de setiembre.