2019/09/11

Tapia admite la desconexión de la «Y» y que el TAV se usa poco

La consejera de Desarrollo Económico de Lakua asume públicamente que la línea de TAV se encuentra infrautilizada y que las obras para completar el Corredor Atlántico se encuentran paradas por problemas de rentabilidad. Aun así, urge a seguir con la «Y vasca».

GARA|BILBO
0910_eh_tapia

En el transcurso de la jornada de la Comisión del Arco Atlántico en Bilbo, la consejera de Lakua, Arantxa Tapia, admitió tanto las dificultades para completar el Corredor Ferroviario Atlántico por los parones de París y Madrid como la infrautilización de la red en el Estado español, pese a lo cual mantuvo su defensa de la «Y vasca».

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras reclamó a la Unión Europea que exija a los estados español y francés que completen el llamado Corredor Ferroviario Atlántico. Lo solicitó en el discurso de clausura de la jornada “For a stronger Atlantic connectivity”, desarrollada en el Puerto de Bilbo como primera sesión del grupo de Transportes de la Comisión del Arco Atlántico, cuya presidencia rotatoria recae ahora en la CAV.

En el encuentro también participaron la responsable de la Comisión del Arco Atlántico, Vanessa Charbonneau; el coordinador del Corredor, Carlo Secchi; la europarlamentaria y miembro del Comité de Transportes de la UE, Izaskun Bilbao; y el viceconsejero de Infraestructuras, Antonio Aiz, entre otros ponentes. La Comisión Arco Atlántico representa a las regiones del Atlántico y participa en el desarrollo de la Estrategia Atlántica (GEA) junto con los estados miembros (Portugal, Estado francés, Estado español, Reino Unido e Irlanda) y la Comisión Europea.

Tapia recordó que el consejo europeo de Essen celebrado en 1994 determinó los primeros 14 proyectos prioritarios de redes transeuropeas para favorecer el crecimiento, la competitividad y el empleo, «y han pasado ya 25 años, pero, desgraciadamente, hoy aún nos encontramos lejos de completar estas redes prioritarias». Los parones ordenados por los gobiernos español y francés en los últimos años, argumentando razones económicas y también de riesgo de infrautilización, son conocidos.

Lejos de reconsiderar por ello su apuesta acelerada por la «Y vasca», Tapia realizó una lectura absolutamente contraria y sostuvo que «se hace ya no solo necesario, sino urgente» concluir ese Corredor Ferroviario Atlántico, donde «la Y es un elemento importante, pero es solamente un eslabón de la cadena».

Líneas sin demanda

La consejera lamentó que estas redes no hayan avanzado «al ritmo marcado» y, por tanto, subrayó que «no pueden acumular más retrasos». A su juicio, Europa deberá «tomar buena nota y poner en marcha medidas para hacer que los estados cumplan los compromisos de la Unión». Tapia añadió otro segundo apunte relevante al admitir los problemas de rentabilidad de estas redes, aunque no considera que vaya a ocurrir lo mismo con la «Y vasca». Así, afirmó que «no se pueden generalizar inversiones en redes ferroviarias que no respondan a unos mínimos criterios de rentabilidad socioeconómica» y que no cabe permitir la construcción de estaciones de TAV en las que no hay personas usuarias o de líneas que no tienen «una mínima demanda».

Al hilo de ello, la consejera recordó que el Estado español «es el país con red de alta velocidad más infrautilizada del mundo». La consejera cuestionó si «se va a ser capaz de superar una política de construcción de líneas de alta velocidad indiscriminada» mientras que paradójicamente, en relación a la «Y vasca», advirtió de que «es hora de dejar de hablar de obra y retrasos, para comenzar a hablar del servicio, de la explotación de la línea».

«Hay que empezar a hablar de cómo nos vamos a conectar con las redes existentes, cómo vamos a trabajar y dar un buen servicio a mercancías y viajeros, qué tipo de billetes van a tener, qué tipo de frecuencias, en definitiva conectarnos todos y hacerlo de la mejor manera posible», agregó.

25 AñOS


La consejera Tapia tiene que remontarse a acuerdos de hace 25 años (los de Essen) para encontrar compromisos donde se fijó el corredor como red prioritaria.