2019/09/19

Salvo el lío en el PP, los partidos vascos repetirán sus candidaturas

Los partidos vascos repetirán de forma genérica las candidaturas al Congreso que presentaron en las elecciones del 28 de abril, aunque queda por ver qué hará el PP Vasco o «el PP en el País Vasco», según la definición de Pablo Casado. Está en el aire la fórmula que elegirá para presentarse y quién definirá las personas que encabezarán sus papeletas.

Iñaki IRIONDO|GASTEIZ

JAVIER MAROTO


Si Javier Maroto, que perdió su escaño el 28 de abril en favor de Iñaki Ruiz de Pinedo, hubiera tenido paciencia podría volver a intentarlo. Pero ahora es senador autonómico por Castilla y León y portavoz del PP en esa Cámara.

PNV y EH Bildu


El EBB ya ha propuesto la repetición de sus candidaturas, que serán refrendadas el lunes por la Asamblea Nacional del PNV. La Mesa Política de EH Bildu también tomará la misma decisión el lunes y dará luego la palabra a sus bases.

Los partidos vascos repetirán en las elecciones del 10 de noviembre las candidaturas que presentaron el pasado 28 de abril. La duda está solo en el PP de la CAV, que tiene que definir si acude a las urnas con su sigla o con alguna coalición del tipo País Vasco Suma, a lo que habrá que añadir quiénes son los cabeza de lista y quién los elige.

El EBB del PNV ya decidió el pasado lunes proponer a su Asamblea Nacional que, en caso de convocatoria electoral, ratifique las candidaturas al Congreso y al Senado por Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa que se presentaron en los anteriores comicios. La Asamblea Nacional se reunirá el 23 de este mes. La propuesta se hizo por motivos prácticos y porque la dirección jeltzale no ve motivos para cambiar el criterio de abril.

Según fuentes consultadas por GARA, también EH Bildu es partidaria de presentar a los mismos candidatos y candidatas que el 28A, es decir, Iñaki Ruiz de Pinedo encabezará la lista de Araba, Oskar Matute la de Bizkaia, Mertxe Aizpurua, acompañada de Jon Iñarritu repetirá en Gipuzkoa, y Bel Pozueta irá por Nafarroa. La previsión es que la Mesa Política de la coalición adoptará oficialmente la decisión el lunes 23 de setiembre, lo que luego se someterá al refrendo de la militancia.

Desde el PSOE indicaron a este diario que la potestad de elegir las candidaturas corresponde a cada uno de los territorios, pero dado el peso de los candidatos, no se prevén cambios

Unidas Podemos, con sus diferentes denominaciones, también confirmó a este diario que es muy poco probable que cambie a sus cabezas de lista.

¿País Vasco Suma?

Se da por hecho que UPN, PP y Ciudadanos volverán a la fórmula de Navarra Suma tanto al Congreso como al Senado.

Pero el lío está en el PP de la CAV por un doble motivo. Primero tiene que determinar si concurre con su sigla o busca algún tipo de coalición del tipo País Vasco Suma, y segundo porque habrá que elegir a los cabeza de lista y ver si la decisión se toma aquí o en Madrid.

Al presidente del PP Vasco, Alfonso Alonso, ahora que han apostado por el foralismo, no le convence la fórmula de juntarse con Ciudadanos, salvo que el partido naranja haga una apuesta inequívoca por la defensa del Concierto Económico, contra el que se ha manifestado repetidamente. Sin embargo, Pablo Casado ya dejó claro el sábado en la convención de Gasteiz que esa suma hubiera podido mantener los escaños perdidos en abril en Bizkaia y en Araba. También la líder vizcaina Raquel González es partidaria de explorar esa fórmula, e incluso en su día no le hizo ascos a Vox.

Otro problema es el de los cabezas de lista. Javier Maroto, que perdió el escaño por Araba, es ahora senador autonómico por Castilla y León, desde su empadronamiento en Sotosalbos. En abril, Pablo Casado impuso a Bea Fanjul en Bizkaia y a Íñigo Arcauz en Gipuzkoa, sin contar con la dirección del PP Vasco. Sus resultados fueron un desastre, pero habrá que ver qué decide ahora Génova 13.

Geroa Bai y Aldaketa

Lo que se ha enredado en las últimas fechas es la candidatura de Geroa Bai a la Cámara Baja y la de Aldaketa al Senado. En abril, Geroa Bai presentó a Koldo Martínez para el Congreso, pero ahora pretende que sea elegido senador autonómico, con posibilidades de éxito, por lo que deberían fijarse en otro nombre, aunque afirman que todavía no hay propuestas.

La consecuencia de ese movimiento de Geroa Bai es que quienes constituyeron la candidatura conjunta del cambio al Senado consideran que esto rompe sus acuerdos internos, por lo que será difícil que haya un nuevo pacto similar.