2019/10/09

Koldo Campos
Escritor
¡Buenos días... periodistas!

Durante los años en que trabajé en el periódico dominicano “El Nacional”, todas las mañanas, cuando Bolívar atravesaba la redacción camino de su oficina, solía dedicarnos algunos de sus más esmerados insultos a quienes empezábamos a bostezar el día: «Buenos días tarúspidos».

Tarúspido era el resultado de fusionar los conceptos «tarado» y «estúpido».

Era tan antigua la costumbre e impune el insulto que el entonces subdirector del periódico a veces cambiaba su repertorio, pero así nos saludara como vándalos o delincuentes nadie se daba por aludido.

Ni siquiera su «buenos días licenciados» alteró el ánimo de la redacción y parecida suerte corrió «buenos días magistrados».

En su incesante búsqueda de ofensivos saludos cerca estuvo Bolívar de tener éxito el día en que se le ocurrió una ofensa que suponía infalible: «buenos días diputados». Murmullos al margen, tampoco generó mayores repudios.

Así fue hasta el día en que dejó caer un insulto que habría de resultar definitivo: «buenos días… periodistas».

De inmediato, toda la redacción se puso en pie respondiendo enardecida a la ofensa: «¡Y tú más!». Bolívar nunca volvió a saludarnos.

No va a ser fácil recuperar el buen nombre perdido. Lo pienso cada vez que abro uno de esos grandes periódicos que diseñan el criterio de lo que llaman «opinión pública».

(Preso politikoak aske)