2019/10/09

Un modelo de OPE de «consenso» sin contar con partidos y sindicatos

La consejera de Salud, Nekane Murga, presentó ayer en el Parlamento de Gasteiz un nuevo modelo de OPE para Osakidetza. Señaló que se trata de un modelo «consensuado», algo que fue desmentido por la parlamentaria de EH Bildu Rebeka Ubera. «Habéis decidido qué incluir y qué no, y lo vendéis como un acuerdo», manifestó la soberanista.

Ion SALGADO|GASTEIZ
1009_eh_murga

La consejera de Salud, Nekane Murga, y el director general de Osakidetza, Juan Luis Diego, presentaron ayer en el Parlamento de Gasteiz un nuevo modelo de OPE compuesto de 37 medidas que afectan a cinco ámbitos, entre los que figuran la composición de los tribunales y la elaboración de los exámenes.

Se apuesta por redimensionar el número de miembros de los tribunales y se propone que la selección de los mismos se realice por sorteo. Además, se aprobará un código de conducta que recoja las obligaciones de los elegidos, que recibirán un programa de formación sobre tareas propias, normas conducta y obligaciones éticas.

También se abre la puerta a la posibilidad de realizar análisis estadísticos de distribución de resultados y a disponer de un marco metodológico para la elaboración y corrección de pruebas. Se aboga por encomendar al IVAP la elaboración de las pruebas teóricas en formato test, «cuando las características propias del proceso así lo aconsejaren», y se establece que la confección de las prácticas no se encomiende a una sola persona.

Llama la atención que el documento presentado por Murga hable de dejar en manos de los propios tribunales la elaboración de las pruebas prácticas para «favorecer la confianza en los miembros de la tribunales» y, a renglón seguido, se advierta de que «la elaboración de las pruebas prácticas se pueda encomendar a expertos en la preparación de este tipo de pruebas».

«Esta medida puede parecer contradictoria con la anterior, pero no es descartable tener abiertas ambas posibilidades», señala el texto, que incide en que «el hecho de que los vocales de se designen por sorteo entre funcionarios o personal fijo puede dar lugar a que sean designados miembros de los tribunales profesionales sin ninguna experiencia en la preparación de pruebas de examen».

Murga y Diego defendieron estas medidas y señalaron que las mismas son fruto de un proceso participativo, con vocación de «consenso». Algo que fue rechazado por la oposición. Rebeka Ubera (EH Bildu) censuró que los responsables de Salud han decidido qué medidas se incluyen en el texto, «y lo vendéis como un acuerdo». «Esto no es una negociación, ni un marco de consenso. Lo habéis decidido vosotros. Nosotros nos acabamos de enterar», apuntó.

Y parece que los sindicatos mayoritarios tampoco han podido participar. ELA denunció que el nuevo modelo de OPE «no pone fin al actual sistema corrupto de selección ni a la precariedad laboral que está en la base del mismo», y LAB alertó de que las medidas no garantizan que los siguientes procesos selectivos «sean limpios, estén exentos de fraude y que se vaya a acabar con el sistema corrupto y clientelar asentado en las especialidades médicas».

 

ELA, LAB y CCOO se levantan de la Mesa Sectorial de Osakidetza

ELA, LAB y CCOO se levantaron ayer de la Mesa Sectorial de Osakidetza «tras comprobar que se ha vaciado de contenido, en favor de la comisión de seguimiento del acuerdo de empleo de 2017, integrada por SME, Satse y UGT, y constatar que se ha creado una mesa de negociación paralela».

«Resulta significativo que, en temas tan importantes como es el nuevo modelo de OPE, los sindicatos denunciantes de filtraciones hayan sido excluidos de la negociación». I. S.

SATSE


Satse, uno de los sindicatos que forma parte de la comisión de seguimiento de la OPE de Osakidetza, alertó ayer de que las medidas recogidas en el nuevo modelo propuesto por el Departamento de Salud no están consensuadas.