2019/10/10

El TS avala exhumar a Franco pese a la resistencia del prior

La sala del Tribunal Supremo que avaló la decisión del Gobierno español de exhumar los restos de Francisco Franco ha respondido a su familia, que había solicitado que aclarara un aspecto concreto de su resolución, que no procede explicar nada porque «la sentencia es clara». También da por «decaída» la denegación de autorización del prior del Valle de los Caídos, que mantiene su desacato, y autoriza a sacar los huesos del dictador al margen de su opinión.

GARA|madrid
1010_mun_franco

«La sentencia es clara». Así respondió en un auto la Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo a la aclaración de sentencia solicitada por los nietos del dictador Francisco Franco, tras el fallo judicial que avaló la decisión del Gobierno español en funciones de exhumar los restos del golpista.

«La aclaración que solicitan los recurrentes no es necesaria», precisó el alto tribunal, cerrando de esta forma otro capítulo de este culebrón.

La familia del dictador quería saber si, en caso de no tener «autorización eclesiástica» de la comunidad benedictina, es decir del prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, esta podía ser suplida por una autoriza- ción judicial y, en su caso, a qué órgano le correspondería.

La respuesta del Supremo no dejó lugar a dudas. «Como sin duda conoce la parte recurrente (la familia), a ningún otro órgano judicial distinto de esta Sala corresponde conocer de las actuaciones del Consejo de Ministros ni de la ejecución de esta sentencia», zanjó. Así, se quita de encima también al juez de Madrid –José Yusty– que mantiene paralizada de forma cautelarísima la licencia de obras municipal para levantar la losa, y que no termina de cerrar el procedimiento, por lo que podría incurrir en prevaricación.

Además, da por «decaída» la negativa del prior, que en la década de los 90 fue candidato del partido ultraderechista Falange, a autorizar el acceso a la basílica al haber validado la exhumación mediante su «clara» sentencia del 24 de setiembre.

Cantera lanzó ayer un nuevo órdago al Ejecutivo al advertir por carta a la vicepresidenta, Carmen Calvo, de que no permitirá el acceso hasta que el Supremo responda a sus alegaciones. El prior señala que la «última palabra» la tendrá el Tribunal Constitucional y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

El Supremo liquidará el asunto previsiblemente hoy cuando resuelva el último obstáculo para la exhumación: la suspensión cautelar que el propio tribunal dictó en junio contra el acuerdo del Gobierno y que aún pesa sobre el resto de recursos que todavía no ha resuelto.