2019/10/11

Eba Blanco se presenta también para liderar una EA de nuevo dividida

La vicepresidenta del Parlamento de Gasteiz, Eba Blanco, anunció ayer que se presenta a la elección interna de secretaria general de Eusko Alkartasuna. En principio se enfrentará a Maiorga Ramírez, al que apoya Carlos Garaikoetxea, pero podría no tener los avales precisos, puesto que la Asamblea Nacional ratificó ayer por 55 a 39 votos el Reglamento de Primarias aprobado en su día sin atender los cambios propuestos por la Comisión de Garantías.

Iñaki IRIONDO|GASTEIZ
1011_eh_eba

La vicepresidenta del Parlamento de Gasteiz y miembro del Consejo Nacional de EA, Eba Blanco, cuenta ya con los avales necesarios para presentarse a la elección interna de secretaria general. Su intención era hacer pública su candidatura ante la Asamblea Nacional del partido que se reunió ayer en Gasteiz, pero por diversas circunstancias la noticia acabó saltando antes a los medios, siendo anticipada por NAIZ.

Si el proceso electoral sigue adelante en los terminos previstos en la tarde de ayer, Eva Blanco se enfrentará en las urnas al menos al líder del sector crítico, Maiorga Ramírez, que el miércoles hizo pública su intención de presentarse a las elecciones en una entrevista radiofónica y aseguró que tomó la decisión con el apoyo del lehendakari Carlos Garaikoetxea, que le persuadió para que diera el paso.

Eba Blanco es vicepresidenta primera del Parlamento de Gasteiz desde octubre de 2016. Al acceder a ese puesto abandonó su acta de concejal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Amurrio. Es periodista y ha trabajado como traductora. Forma parte de la Comisión Nacional de EA por su condición parlamentaria.

Elección el 25 de octubre

Los afiliados de EA están llamados a las urnas el 25 de octubre, cuando deben elegir a la persona que ostentará la secretaría general y sustituirá a Pello Urizar, elegido en el congreso de 2017 y que consideró que con diez años en el cargo ya había cumplido un ciclo.

De momento se ha conocido la existencia de dos candidaturas, la de Eba Blanco y Maiorga Ramírez, pero durante el día de hoy todavía está abierto el plazo para que se pueda presentar alguien más. El lunes se sabrá cuántos de ellos cumplen los requisitos recogidos en el “Reglamento de Primarias”.

Un reglamento disputado

El “Reglamento de Primarias” ha sido también motivo de disputa interna entre los sectores del partido. Fue aprobado por la Asamblea Nacional el 13 de junio y ratificado el 16 de julio por el mismo órgano.

Miembros del sector crítico recurrieron a la Comisión de Garantías demandando la anulación de dicho reglamento o, al menos, la inclusión de algunos cambios.

Al mismo tiempo, estos tres dirigentes reclamaron judicialmente que se les aportaran los datos de toda la afiliación, que la Ejecutiva se niega a entregar aduciendo que tienen informes sobre protección de datos que aseguran que esa cesión de información es ilegal. Sí pondrán a disposición de todas las candidaturas el censo electoral.

El sector crítico había insistido en que sin esos datos el proceso electoral era ilegítimo, pero el miércoles Maiorga Ramírez anunció que se presentaba a la elección. Según fuentes cercanas al candidato, el cambio de opinión se debía a que la Comisión de Garantías había emitido una resolución cambiando distintos puntos del reglamento.

Según el “Reglamento de Primarias”, los avales necesarios para presentarse es de 50 avales en total, con un mínimo de 5 por cada territorio. El Comité de Garantías, con la firma de 3 de sus 5 componentes, eliminó este requisito territorial por considerarlo discriminatorio.

Sin embargo, la Asamblea Nacional ratificó ayer, por 55 votos a favor, 39 en contra y 1 en blanco, el reglamento que aprobó en su día, entendiendo que el Comité de Garantías no puede corregir al máximo órgano del partido entre congresos. Es más, instó a la Ejecutiva Nacional y al Consejo Nacional a analizar posibles acciones legales contra el comité.

La cuestión de los avales por territorio es importante porque los propios críticos veían difícil recabar los cinco de Iparralde, donde solo hay una veintena de afiliados de EA y, de hecho, calificaban esta condición como «un veto». Sin cumplir ese requisito, Maiorga Ramírez no podría presentarse. El líder crítico anunció ayer tras la Asamblea que presentará sus apoyos hoy al mediodía en el Elkartetxe de Iruñea.

CINCO AVALES


La clave de la disputa por los avales está en que el reglamento exige que de los 50 avales, haya al menos 5 por territorio. Los críticos entienden esto como «un veto» por su dificultad de conseguir 5 avales en Iparralde, donde EA tiene apenas una veintena de afiliados.