2019/10/11

La zonificación del euskara seguirá igual, atada y bien atada, advierte María Chivite
GARA|IRUÑEA
1011_chivite

La escandalosa sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra que, de facto, implica que saber euskara se valore menos que saber alemán como mérito para acceder a un empleo público en las zonas mixtas y no vascófonas, sigue trayendo cola. Ayer, a iniciativa de EH Bildu, fue debatida en el Parlamento de Nafarroa.

La lehendakari de Nafarroa, María Chivite, indicó ante la Cámara que su Ejecutivo «no hace valoraciones políticas de sentencias judiciales» pero seguidamente advirtió que «va a mantener la zonificación» del euskara. Ante el razonamiento de EH Bildu, que insiste en la necesidad de modificar la Ley del Vascuence y considera que mientras la zonificación siga vigente resulta imposible garantizar, ni siquiera mediante decreto, los derechos lingüísticos sin discriminación, Chivite se enrocó en su posición y argumentó que «no hay mayoría social y política» para su derogación ni para la oficialización del euskara en toda Nafarroa.

«Mareante y ambigua»

No obstante, insistió en que su Gobierno «está comprometido con el euskara, una lengua que es de todos los navarros y navarras, con su protección e impulso». Y quiso mandar un mensaje de tranquilidad a los miles de navarros que ya han conseguido un empleo público al asegurarles que sus derechos «se van a garantizar».

Las explicaciones de la lehendakari Chivite no contentaron a la portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, que lamentó y criticó con dureza su posición. La calificó de «mareante y ambigua», y sostuvo que no moverse de la misma solo «responde a la incapacidad de soltar amarras de los planteamientos de la derecha» que, como es público y notorio, pretende confinar el euskara al ámbito doméstico y escolar.