2019/10/11

Osasuna y Real comparten falta de puntería de cara al marco contrario

La escuadra txuri urdin, con un mejor trato de balón, fue la que dispuso de claras ocasiones para marcar, con sendos mano a mano frente a Sergio Herrera, que desbarató el meta burgalés. Los anfitriones estuvieron bien posicionados y buscaron el error del rival.

Natxo MATXIN
1011_kir_derbi

OSASUNA 0

REAL 0


Osasuna y Real compartieron falta de puntería en un derbi amistoso que sirvió para brindar minutos a los futbolistas menos utilizados de ambas plantillas y para volver a verle competir a Iñigo Pérez después de siete meses sin poder hacerlo por una lesión en el pie. En todo caso, fueron los txuri urdines quienes estuvieron más cerca de marcar, con un par de mano a mano ante Sergio Herrera, que el cancerbero burgalés fue capaz de desbaratar.

Dos jóvenes valores, uno por cada bando y con muy diferentes características, fueron los que mejor supieron aprovechar la oportunidad que les brindaron sus respectivos entrenadores. Pese a su bisoñez, Ander Barrenetxea volvió a dejar claro que tiene una cualidad, la verticalidad, que se valora muy mucho en el fútbol, y Moncayola confirmó el por qué Jagoba Arrasate ha venido contando con él para el inicio liguero.

Sin embargo, ni la magia del primero, que dio varias asistencias a sus compañeros, ni el saber estar del segundo en la medular, fueron suficientes ingre- dientes para la receta del gol. La Real, con un mejor trato de balón, se encargó de llevar la iniciativa, mientras que Osasuna, sin perder la compostura, buscó el error del rival y salir lo más rápido posible.

Sangalli, en la primera parte, y Merino, en la segunda mitad, dispusieron de los mejores lances para desequilibrar el marcador, pero se toparon con el meta rojillo. En los últimos compases del choque fueron, en cambio, los locales quienes se aproximaron más al 1-0, especialmente con una peinada de Luis Perea a la que respondió la manopla de Zubiaurre. En definitiva, un envite entretenido, con aproximaciones a ambas porterías, pero al que le faltó la guinda del gol.

Arrasate: «Lo mejor, la vuelta de Iñigo»

El técnico rojillo, Jagoba Arrasate, tenía claro cuál era su análisis del derbi amistoso. «La mejor noticia es la vuelta de Iñigo. Después de tanto tiempo, ha terminado justo, pero por el cansancio y no por el dedo. Ha jugado 80 minutos y es bueno que se vaya adaptando al ritmo de la competición», indicó.

Lo hizo jugando de lateral izquierdo, «una posición en la que nos puede dar un recambio, pero en la que ha estado porque teníamos bastantes jugadores para la medular y porque Endika (Irigoien) está con una sobrecarga».

Precisamente, el preparador de Berriatua destacó el trabajo de los futbolistas de medio campo, «pues por dentro hemos estado mucho mejor que en el amistoso de Irun y ha sido positivo en ese aspecto». N.M.

SIETE MESES


Es el tiempo que ha estado sin competir Iñigo Pérez después de sufrir una recaída en la lesión del pie que le provocó, hace ahora un año, un pisotón que sufrió en La Romareda.

DOS NOVEDADES


Aranbarri y Lobete fueron los dos canteranos con los que Imanol Alguacil completó la lista. El delantero salió tras el descanso y el central saltó al campo en el minuto 73.

PEREA


«Para la gente que estamos contando con menos minutos, estos partidos nos sirven para coger confianza y más ritmo», declaró el centrocampista madrileño.

APLAUSO


En el minuto 73, Mikel Merino reemplazó a David Zurutuza y el iruindarra recibió un gran aplauso del público, recordando lo importante que fue en el ascenso rojillo de 2016.