2019/10/19

López Obrador apoya la suspensión del operativo contra el hijo de «El Chapo»

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo ayer que la puesta en libertad de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín «El Chapo» Guzmán, poco después de ser localizado en la ciudad mexicana de Culiacán fue para evitar poner en peligro «las vidas de las personas».

GARA|CIUDAD DE MÉXICO

CÁRTEL DE SINALOA


Lo ocurrido en Culiacán refleja el enorme control que tiene el Cártel de Sinaloa. «No es fácil (combatir a la delincuencia). Es un proceso, no es sencillo porque se dejó avanzar mucho el problema de la violencia y tenemos que enfrentar dos mafias la delincuencia de cuello blanco y a la delincuencia organizada, eso es lo que enfrentamos», resaltó ayer el presidente mexicano.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, respaldó ayer la decisión del ministro de Interior, Alfonso Durazo, de suspender el operativo contra uno de los hijos de Joaquín «El Chapo» Guzmán, Ovidio Guzmán, que fue localizado por una patrulla de la Guardia Nacional en el interior de una vivienda.

«Tomaron decisiones que yo respaldo, avalo, porque se tornó muy difícil la situación y estaban en riesgo muchos ciudadano, muchas personas, muchos seres humanos», subrayó en la rueda de prensa diaria.

El mandatario mexicano defendió que «no puede valer más la captura de un delincuente que las vidas de las otra personas. Ellos tomaron esa decisión y yo la respaldé». «Nosotros no queremos muertos, no queremos la guerra, eso le cuesta trabajo entenderlo a muchos, pero la estrategia que se estaba implementando anteriormente convirtió al país en un cementerio», sostuvo en referencia a los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, en los que se estiman más de 250.000 muertos y más de 40.000 desaparecidos.

Los hechos ocurrieron el jueves en la ciudad de Culiacán, en el estado de Sinaloa. Una patrulla de 30 miembros de la Guardia Nacional y de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que estaba en tareas de control rutinario fueron atacados desde una vivienda. Los agentes lograron tomar el control de la casa e identificaron a cuatro personas, incluido Ovidio Guzmán. Poco después, según explicó en una incómoda rueda de prensa el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, se desataron los enfrentamientos en toda la ciudad, que durante horas estuvo sitiada por las balas y el bloqueo de carreteras, por lo que el Gabinete de Seguridad tomó «por unanimidad» la decisión de «retirar al personal» de este inmueble. «Formalmente no hubo una detención», puntualizó Sandoval, ante las críticas por la falta de datos claros y las distintas versiones que circularon.

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, negó que «hubiera ningún pacto con el crimen organizado ni falta de Estado».