2019/11/08

Fábula distópica sobre niveles sociales y supervivencia
Mikel INSAUSTI
0811_hoyo

La ópera prima de Galder Gaztelu-Urrutia está alcanzando un eco internacional que ni sus propios autores habían previsto, y es que al parecer ya hay interés por parte de Hollywood en hacer un remake anglosajón y entre las personalidades influyentes en aquella industria que han pedido el correspondiente enlace para verla se encuentra nada menos que Shyamalan.

Todo empezó en el festival de Toronto, donde “El hoyo” (2019) se pasaba en la sección Midnight Madness, obteniendo el Premio del Público. Galardón que iba a repetir también en Sitges, triunfando además como Mejor Película, Mejor Dirección Novel y Mejores Efectos Especiales.

El debutante Gaztelu-Urrutia no es ningún recién llegado, y acumula a sus espaldas una larga trayectoria en publicidad con su productora Basque Films. Con esa marca produjo el primer largometraje de Haritz Zubillaga “El ataúd de cristal” (2016), su ensayo inicial con rodaje en un solo espacio de gran contenido metafórico.

Por segunda vez se ha vuelto a encerrar en una nave de Zorroza para diseñar un universo distópico, que sustenta una fábula kafkiana y antropofágica sobre los niveles sociales y la supervivencia. La violencia y el canibalismo hacen acto de presencia a cuenta de la lucha por la comida en su sentido más literal, ya que el alimento es repartido a través de una plataforma que recorre los distintos niveles de una extraña prisión excavada en el subsuelo. Quienes tienen la suerte de estar en el nivel superior disfrutan del banquete, mientras que quienes caen al inferior han de conformarse con las sobras o simplemente nada.