2019/11/19

Iñaki IRIONDO
No es una discrepancia cualquiera

Muy convencidos han de estar en Ezker Anitza-IU de que Elkarrekin Podemos va a acabar dando vía libre al presupuesto de Lakua para haber explicitado la imagen de división interna sin esperar siquiera a la decisión final. Si a la postre no hubiera acuerdo, este espectáculo habría sido totalmente innecesario. Porque, por mucho que todas las partes aseguren que no pasa nada y que todo está previsto en sus reglamentos internos, no estamos hablando de una divergencia puntual en una ley sectorial. Cada año, cuando llega la discusión sobre los presupuestos, todos los grupos inciden en que se trata del debate más importante de cada ejercicio, puesto que las cuentas son la traducción a números de las políticas de un gobierno. Y esta división viene a significar que dentro de EP hay dos visiones enfrentadas sobre su apoyo a las prácticas del Ejecutivo de Urkullu en lo que queda de legislatura, que, por cierto, no serán muy distintas a las anteriores.