2019/12/01

Sare pide ligar la investidura con la política penitenciaria

La red ciudadana Sare estima que es ahora cuando los partidos vascos con representación parlamentaria «deben poner en un lugar central, de condición ‘sine qua non’ para cualquier acuerdo de apoyo o abstención, la reivindicación de otra política penitenciaria, basada en algo tan simple y tan importante a la vez como los derechos humanos». Sare amplía su llamamiento a fuerzas catalanas y advierte de que el modelo represor se puede extender a Catalunya.

GARA|DOnostia
1201_eh_sare

Sare compareció ayer para trasladar un mensaje «al conjunto de las fuerzas políticas de Euskal Herria», al entender que «ahora es el momento» de poner sobre la mesa del aspirante a presidir el Gobierno español, Pedro Sánchez, la situación de los presos y presas.

En nombre de esta red ciudadana, Arantza Aldezabal y Joseba Azkarraga remarcaron que es necesario «poner en un lugar central, de condición sine qua non para cualquier acuerdo de apoyo o abstención parlamentaria, la reivindicación de otra política penitenciaria, basada en algo tan simple e importante a la vez como los derechos humanos y, en consecuencia, poner fin al régimen de excepcionalidad vigente». A este respecto, recordaron que «la dispersión dura más de treinta años», y por ello insistieron en que «a las penas durísimas de privación de libertad, se les añade el castigo del alejamiento, que afecta tanto a las personas presas como, más directamente, al colectivo familiar que nunca ha sido juzgado y condenado por delito alguno». Todo ello, destacaron los portavoces, incluso después de que ETA haya desaparecido.

En este sentido, Azkarraga insistió en que no tiene sentidoque «si la dispersión pretendía ser un mecanismo de presión sobre militantes y familiares para la desaparición de ETA», esta se mantenga una vez disuelta.

Una oportunidad abierta

Sare se dirige a PNV, EH Bildu, PSE, PSN, Elkarrekin Podemos, Geroa Bai e Izquierda Unida, que «han mostrado su apoyo a esta reivindicación de forma reiterada en las instituciones de la CAV y Nafarroa y que representan a una inmensa mayoría de la sociedad», agradeciéndoles el primer lugar dichos posicionamientos, y señalando asimismo que ese compromiso «debe reflejarse en la negociación que se produzca para la formación de un nuevo ejecutivo estatal».

«El proyecto de Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos ofrece la oportunidad de un acuerdo amplio entre fuerzas progresistas y soberanistas, siempre que se base en reivindicaciones sociales y nacionales que signifiquen una agenda de cambio real», sostuvieron los portavoces de Sare, que estuvieron secundados por numerosas personas en la comparecencia.

Desde la red ciudadana lanzan un mensaje más allá de Euskal Herria, no ya únicamente apelando al internacionalismo y la solidaridad, sino advirtiendo a Catalunya de que, de no ponerse una solución ahora, las carencias democráticas que ha manifestado el Estado español para con los presos vascos, pueden extenderse a la represión del independentismo catalán. De este modo, Azkarraga apuntó que esta situación no «afecta» solo a este país, y pidió respuestas coordinadas con las fuerzas catalanas, que serán también decisivas a la hora de mantener o no en La Moncloa a Pedro Sánchez. «La humanización de la cárcel debe sustituir a la política de excepción», incidió.

Sare recordó, asimismo, la importancia de las manifestaciones por los presos que se han convocado para el día 11 de enero en Bilbo y Baiona.