2019/12/01

Unidad frente a los retos migratorios y la xenofobia

Organizaciones e instituciones de la CAV presentaron ayer en Gasteiz el Pacto Social para la Migración que fija un marco de acogida e integración para responder a los retos migratorios y también declara públicamente su oposición a los mensajes xenófobos y racistas que proliferan cada vez más. El lehendakari, Iñigo Urkullu, destacó en su intervención la «gran transcendencia» del consenso alcanzado en torno al documento, abierto a nuevas adhesiones.

GARA|GASTEIZ
1201_eh_migracion

En un acto que se desarrolló en la sede de Lehendakaritza, se escucharon las voces de distintos representantes sociales e institucionales, que resaltaron la aportación de la migración a la sociedad vasca al margen de la dimensión normativa y ética. «Los países más prosperos son aquellos que han sabido integrar y aprovechar positivamente la diversidad cultural», recoge el Pacto Social para la Migración, a cuya presentación pública acudieron representantes de todos los partidos menos el PP.

El título del documento muestra el espíritu que mueve este pacto: “Ofrecer lo que desearíamos recibir”. Al respecto, el lehendakari, Iñigo Urkullu, planteó una pregunta: «¿Qué desearíamos recibir si nos encontráramos en la piel de una persona migrante, refugiada o en situación de vulnerabilidad?». «Se trata tan solo –añadió– de definir las condiciones universales de dignidad básica que nos gustaría recibir si fuéramos las personas migrantes, para ofrecer eso mismo a quienes ahora lo necesitan». «No se trata de un enfoque egoista sino de dignidad y universalidad», aclaró para, más tarde, recordar el pasado migrante de muchos vascos y vascas. «Les ocurrió a muchas y muchos de nuestros antecesores, nos puede ocurrir hoy o les puede ocurrir a nuestros hijos e hijas», remarcó.

El texto defiende que desde la CAV se ha sabido responder de un modo «unido y solidario» ante el reto migratorio. Sin embargo, advierte, «no está libre de la amenaza de un populismo xenófobo que tiene la ambición de estructurarse y expandirse a lomos de la demagogia. Proliferan poderosos discursos que presentan al migrante como una amenaza. Una falsedad cargada de racismo y populismo para extraer rendimiento partidista de la agitación del miedo».

En su intervención, el lehendakari se fijó en uno de los compromisos que define este pacto: «Ante cualquier pretensión de obtener ventaja política o electoral mediante la utilización de mensajes xenófobos, nos comprometemos a mantener una unidad social y política que haga efectivo el peso de la mayoría democrática».

El pacto se configura como un compromiso compartido. En este marco, el mandatario subrayó el acuerdo de sus promotores por seguir fortaleciendo la colaboración con otros actores para impulsar en el conjunto de la UE el principio de corresponsabilidad con instituciones estatales y europeas. Y, por otra parte, el empeño por continuar defendiendo y practicando en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa la cooperación entre las instituciones y la sociedad. «En este ámbito más que en ningún otro es necesaria la colaboración. Poner en común lo que nos une», insistió.