2019/12/04

Lenín Moreno defiende la represión de las protestas en Ecuador
GARA|madrid

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, no se arrepiente de la represión de las protestas que sacudieron su país en octubre pasado y cree que hizo lo correcto al tratar de eliminar el subsidio a los combustibles, que luego retiró.

En un encuentro con un grupo de medios, entre ellos Efe, en Madrid, Moreno se justificó afirmando que es «difícil que no haya excesos en enfrentamiento duro» como el que se vivió en esas movilizaciones –en las que murieron una decena de personas, más de 1.300 resultaron heridas, y otras tantas fueron detenidas–.

«Pero los estamos investigando», alegó, y sostuvo que se aplicó «de manera correcta el uso de la fuerza progresiva» durante las casi dos semanas de protestas. «Nosotros actuamos de forma correcta», insistió al ser preguntado sobre si se arrepiente de cómo gestionó la reacción popular.

Las manifestaciones tuvieron lugar entre el 3 y el 13 de octubre, después de que Moreno anunciara unos ajustes económicos en los que se incluía el retiro del subsidio a los combustibles.

Presionado por las protestas, que encabezó el movimiento indígena, el Gobierno derogó el decreto que sigue calificando «perverso» y «que por 40 años nadie se había atrevido a eliminar».

Moreno reconoció que «sí afecta al transporte que utilizan los sectores populares, en este caso los indígenas», pero a continuación aseguró que no eliminarlo beneficia «a la gente más pudiente que tiene sus empresas», a los traficantes de combustible y a «productores de estupefacientes».

Moreno, que prepara ahora otro paquete de medidas económicas, descartó adelantar las elecciones si no sale adelante.