2020/02/14

La «sistemática» cerrazón fiscal preocupa a Etxerat

Pese a conseguir todos los avales necesarios, la Fiscalía bloqueó la semana pasada una salida de dos horas y media al lohizundarra Jakes Esnal, que lleva 30 años preso. A juicio de Etxerat, la actitud de «bloqueo» que mantiene el Ministerio Público es sistemática y apela al Gobierno francés a que «actúe con responsabilidad». Asimismo, el colectivo de familiares ratifica su «confianza en la sociedad» y hace un llamamiento a «reforzar las movilizaciones».

Haritz LARRAÑAGA|BAIONA
0214_eh_etxerat

La dirección de la cárcel de Saint-Martin-de-Ré, el servicio penitenciario y la judicatura de La Rochelle estaban de acuerdo en que Jakes Esnal pudiera tener un permiso de dos horas y media. Se trataba de salir al exterior de la cárcel para asistir a una prueba deportiva, acompañado en todo momento por funcionarios y sin salir de la isla de Ré. La única voz contraria a la medida fue la de la Fiscalía. Aún y todo, el juez de Aplicación de Penas se mostró favorable a conceder el permiso.

Dicha salida se debía producir el 4 de febrero, pero justo la víspera la Fiscalía Antiterrorista de París interpuso un recurso bloqueando de esa manera la salida de Esnal, que en abril cumplirá 30 años en prisión.

Cinco casos particulares

La abogada Maritxu Paulus-Basurco denunció que «aunque parece una decisión menor, tiene consecuencias enormes, ya que demuestra la postura que mantiene la Fiscalía». En opinión de la letrada, «este era un pequeño paso previo ante una demanda mayor, que es la demanda de libertad provisional y que será analizada en una audiencia que tendrá lugar el 13 de marzo próximo, pero la Fiscalía sigue con su cerrazón sistemática, y esto puede afectar a todas las solicitudes interpuestas por los presos políticos vascos que se encuentran encarcelados en el Estado francés».

Los miembros de Etxerat Urtzi Errazkin y Muriel Lucantis denunciaron los casos particulares de Lorentxa Beyrie, Ibon Fernández Iradi, Jakes Esnal, Xistor Haranburu y Jon Kepa Parot. Los tres últimos, junto a Unai Parot, encarcelado en el Estado español, cumplirán 30 años en priusión a principios del mes de abril. Han solicitado la libertad condicional en más de una ocasión y, salvo en el caso de Esnal, los magistrados eran favorables a concedérsela. Sin embargo, ha sido la Fiscalía la que ha ido impidiendo en todos los casos cualquier salida posible.

Ante la postura adoptada por la Fiscalía Antiterrorista, los portavoces de Etxerat conminaron al Gobierno francés a que actúe con «responsabilidad y se implique en el camino de la resolución y la convivencia». Urtzi Errazkin hizo hincapié en que los allegados están «muy preocupados» y proyectó las siguientes preguntas: «¿Cuál es la razón de esa cerrazón sistemática? ¿Llevar el sufrimiento hasta el límite? ¿Hasta la muerte?».

Paulus-Basurco también recalcó la gravedad de la situación: «Esnal, Parot y Haranburu cumplirán 30 años en prisión, y tienen entre 66 y 69 años, lo que significa que aunque les concedieran la libertad condicional seguirían bajo control judicial el resto de sus vidas, ya que les pondrían una pulsera electrónica los primeros años y a continuación les impondrían otras medidas».

IBON FERNÁNDEZ


El 27 de febrero será analizado el recurso de la Fiscalía que mantiene a Ibon Fernández Iradi en prisión. Pese a que el juez aceptó la segunda demanda de suspensión de pena interpuesta por el prisionero de Lasarte-Oria, el fiscal recurrió y, por lo tanto, Fernández Iradi sigue encarcelado a pesar de que padece esclerosis múltiple.