Iñaki IRIONDO
GASTEIZ
MOVIMIENTOS PRESUPUESTARIOS EN MADRID

Reunión «fructífera» entre EH Bildu y el vicepresidente Pablo Iglesias

La portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, calificó de «fructífera» la primera reunión con el vicepresidente segundo del Gobierno español, Pablo Iglesias, que se alargó más de lo previsto en la búsqueda de un acuerdo para unos presupuestos «progresistas» para los que «dan los números» de los partidos del bloque de la investidura.

gara-2020-09-16-Noticia

La portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, y el diputado de esta formación Oskar Matute se reunieron ayer con el vicepresidente segundo del Gobierno español, Pablo Iglesias, en un en un encuentro que los portavoces de la formación independentista calificaron de «positiva y fructífera»..

La cita estaba pautada para 45 minutos y finalmente se prolongó por 70. EH Bildu se mostró abierta a «dialogar, negociar y hasta aprobar los presupuestos» si se basan en políticas económicas y sociales «progresistas», para lo que ven que hay posibilidades en caso de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez opte por «el bloque de la investidura» y no se abra a posiciones neoliberales como las que representa Ciudadanos.

Con anterioridad a la delegación de EH Bildu, el vicepresidente se reunió también con Gabriel Rufián, portavoz de ERC en el Congreso. Tras ambos encuentros, Pablo Iglesias aseguró haber «constatado» la «buena disposición» de ambas formaciones al diálogo y a la negociación con el Gobierno y a «mantener la estabilidad de la legislatura».

Cómo salir de la crisis

El eje del encuentro, según declaró Mertxe Aizpurua, fue cómo salir de esta crisis. La portavoz independentista constató la sintonía de EH Bildu con el vicepresidente Pablo Iglesias sobre «cómo abordar una salida perdurable y acorde a los intereses de la ciudadanía. Creemos que este es un momento clave y hay que actuar con responsabilidad».

Aizpurua subrayó que en el encuentro «hemos dejado clara nuestra posición de dialogar, negociar e incluso aprobar estos presupuestos. Las decisiones de ahora van a ser las que determinen el futuro de varias décadas. Esto va a pasar así en cualquier lugar del mundo, pero –aclaró– en el Estado español tenemos la oportunidad de cambiar el rumbo y de que se solucionen problemas que van más allá de unos meros presupuestos».

Bloque de la investidura

Mertxe Aizpurua insistió en que «deben ser presupuestos progresistas en materia social y económica». Añadió que el Gobierno de Pedro Sánchez debe «elegir bien los compañeros de viaje, porque de eso dependen los tipos de políticas que se hagan». Recordó que «el bloque de partidos que de una forma u otra apoyó la investidura es el que debe reeditarse, porque los números dan».

Preguntada sobre si la inclusión de Ciudadanos en el pacto es «una línea roja» para que EH Bildu pueda entrar en un acuerdo, Aizpurua respondió que no se trata de poner líneas rojas sino de los contenidos de un presupuesto que pueda apoyar la formación de Inés Arrimadas. Si las cuentas salen con el voto de Ciudadanos será «porque se instalan salidas neoliberales que no son las que necesita la gran mayoría de la sociedad».

Tras los encuentros mantenidos con las delegaciones de EH Bildu y ERC, fuentes de la Vicepresidencia indicaron que en los dos se confirmó «la buena sintonía» respecto a la necesidad de mantener la estabilidad de la legislatura y el actual rumbo del Gobierno de coalición en los próximos años, «en una dirección progresista apoyada en la mayoría parlamentaria de la investidura».

Ataques de PP y Vox a Sánchez e intentos de ridiculizar del PNV

Las noticias sobre la reunión de EH Bildu con el vicepresidente segundo del Gobierno han conllevado duros ataques de PP y Vox a Pedro Sánchez –mezclando presupuestos con las declaraciones sobre la muerte del preso Igor González–, mientras que el PNV intenta convencer de que no les importa el papel de la formación independentista, al tiempo que intenta ridiculizarla.

En el pleno de control del Congreso, el presidente del PP, Pablo Casado, arrancó duro atacando al presidente del Ejecutivo español al afirmar que Pedro Sánchez «recorta la dignidad de las instituciones pactando con Bildu, mientras lamenta el suicidio de etarras» y acerca a 58 presos. «¿Por qué no pide perdón a las víctimas?», le preguntó. Desde Vox le acusaron de la «estafa» que supone que gobierne con «podemitas e independentistas».

También se evidenció ayer el malestar del PNV por el papel que EH Bildu está ganando en esta negociación. Pero fuentes jeltzales intentan disimularlo. El diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, afirmó en Radio Euskadi que «no se está juntando con el presidente Sánchez o con el Partido Socialista, sino que se junta con el vicepresidente Iglesias». Y la presidenta del BBB, Itxaso Atutxa, en Euskadi Irratia, abundó en que «no sé qué competencias tiene Iglesias para hablar sobre eso, quizás será por cercanía. Me gustaría saber de qué partidas van a hablar». La próxima semana EH Bildu se reunirá con la vicepresidenta Carmen Calvo, del PSOE.I.I.