GARA
BERANTEVILLA

El comité de Aernnova pide a Urkullu «que no se ponga de perfil»

El comité de empresa de la planta de Aernnova en Berantevilla ha rechazado el ERE planteado por la dirección, que supondría el despido de 101 de sus 454 trabajadores. Además, insta al lehendakari Urkullu a «no ponerse de perfil» y a intervenir para evitar «más destrucción de empleo» en el sector aeronáutico, fuertemente golpeado por esta crisis.

gara-2020-11-18-Noticia

La dirección de Aernnova, compañía con sede social en Berantevilla y que fabrica componentes para aviación, anunció ayer al comité de empresa la presentación de un expediente de regulación de empleo «que afecta al 22% de la plantilla» de la factoría ubicada en esta localidad alavesa «pese a una pérdida de actividad que alcanza el 37%».

En la nota que envió a los medios de comunicación, destacó que la crisis en el sector aeronáutico está provocando «pérdidas históricas» a Aernnova, que cifra en 42 millones de euros en lo que va de año.

Recordó que sus filiales en México y Gran Bretaña ya han lanzado «procesos de ajuste estructural que afectan a un 44% y 20% de su plantilla, respectivamente», mientras que la de Sevilla anunciará hoy una medida similar para 2021.

Indicó también que, de enero a setiembre, la compañía «ha drenado 70 millones de euros de caja», como consecuencia de la reducción drástica de sus ingresos y la necesidad de acometer los pagos correspondientes a gastos corrientes y proveedores. De ahí que en julio ya estudiaba «redimensionar» su plantilla reduciéndola en 950 empleados, que son cerca del 20% del total de esta multinacional.

De salir adelante el planteamiento actual de la dirección, la plantilla de Berantevilla no se vería afectada solo por la destrucción de 101 puestos de trabajo –como precisaron los sindicatos–, sino que, además, haría frente a un expediente de regulación de empleo temporal (ERTE). Este afectaría a un 15% de la plantilla, con el objetivo de «tratar de mantener el empleo en la medida de lo posible». Ambas medidas tendrían efecto desde el 1 de febrero.

«Somos conscientes del impacto que se produce en las personas afectadas, pero Aernnova, al igual que está haciendo el resto del sector, está obligada a defender la supervivencia de la compañía adecuándola a la nueva realidad del mercado para los próximos años», señaló el consejero delegado de la compañía, Ricardo Chocarro.

La coyuntura y la vacuna

No comparten esa visión los representantes de los trabajadores de la factoría alavesa, que resaltaron que la situación de crisis actual no es estructural, sino coyuntural. En un comunicado, el comité de empresa replicó que la dirección solo busca «asegurar los escandalosos beneficios del grupo», que, según indicó, han sumado 290 millones de euros en los últimos cinco años.

Para reforzar su tesis, el comité comentó que no es casualidad que el anuncio de los expedientes coincida con las noticias tan optimistas sobre el desarrollo de vacunas contra el covid-19 que se han publicado en los últimos días, porque «ponen una fecha mucho más cercana a la recuperación del sector», lo que dejaría a la dirección de Aernnova «sin argumentos para justificar sus mentiras».

«Tanto Aernnova como el Gobierno Vasco saben perfectamente que la situación es totalmente coyuntural y que en un plazo medio el mercado se va a recuperar totalmente con un fuerte crecimiento», insistieron.

Por ello, piden al lehendakari Iñigo Urkullu y a la consejera Arantxa Tapia que «no se pongan de perfil y dejen de justificar los despidos de estas grandes multinacionales». «Les pedimos que, de una vez por todas, defiendan a un sector estratégico para el país como es el aeronáutico y que intervengan para evitar que se produzcan más destrucción de empleo en el sector», añadían en el texto.

Antes de que la dirección de Aernnova hiciera pública su nota, Tapia apeló a las empresas de aeronáutica a mantener la actividad «con el mayor número de empleos posibles» hasta que se reactive el sector, señalando que harán falta «varios años».

«Gauetik goizera kaleratutakoak» itzultzeko eskatu dute Aldundian

Bizkaiko Diputazioko garbiketa zerbitzuko langileek «gauetik goizera» kaleratutako 25 langileak berriro hartzeko eskatu zioten atzo foru instituzioari. Azaldu zutenez, covid-19ak sortutako krisian errefortzu lanetan ari ziren. Optimari esleitu zitzaion zerbitzu hori eta hilaren 16tik aurrera ez zaie subrograzioa aplikatu. “Diputazioak murriztu egiten du, Optimak eta Garbialdik kaleratu egiten dituzte” lemapean elkarretaratzea egin zuten Diputazioaren aurrean, LABek egindako deiari erantzunez.

Itsasne Nuñez sindikatuko kideak azaldu zuenez, Garbialdirekin, Diputazioko garbiketa zerbitzuaren aurreko lizitatzailearekin, egindako kontratua hilaren 15ean amaitu zen, eta hurrengo egunetik aurrera, Optimak zerbitzua bere gain hartu zuenetik, 25 langile horiei ez zitzaien subrogazio klausula ezarri eta «gauetik goizera kaleratu zituzten».

Bere esanetan, kontratuz behartuta zeuden hiru hilabete baino gehiagoko antzinatasuna duten kontratuei hori aplikatzera eta kaleratuak izan direnek «urteak daramatzate lan horretan; nolanahi ere, hiru hilabete baino gehiago».

Kaleratze hauen arrazoiak ez direla ulertzen esan ondoren, Diputazioa kritikatu zuen «une honetan hain funtsezkoa den zerbitzua kanpora atera duelako». GARA