GARA

Preocupación en Bruselas por la deriva de los déficits en varios Estados