Beñat ZALDUA

Retardar: mala idea para el planeta y para el soberanismo