2013/11/12

Los forales obligaron a dormir en el suelo a los encadenados en Diputación

Tras pasar la noche en la comisaría de la Policía Foral, donde según denunció Mugitu tuvieron que dormir «sobre el frío hormigón», las dos personas que se encadenaron el sábado en el Palacio de Nafarroa para rechazar el juicio a los «tartalaris» están libres. Hoy, jornada de apoyo.

GARA IRUÑEA
P014_f02_148x096

Los dos integrantes de Mugitu detenidos el sábado en una acción de protesta en el Palacio de Nafarroa fueron puestos en libertad el domingo en torno a las 12.30, según informó ayer este colectivo.

Los dos detenido se encadenaron a los mástiles del balcón del Palacio de Diputación para protestar contra el TAV y en apoyo a los personas encausadas por lanzar tartas a Yolanda Barcina en Toulouse y que van a ser juzgadas el próximo lunes en la Audiencia Nacional española.

«Estas personas pasaron la noche del sábado en dependencias de la Policía Foral, donde como ya es habitual no se les ha apagado la luz y no se les ha facilitado colchoneta, teniendo que dormir sobre el frío hormigón», explicó Mugitu.

Comunicó que los detenidos fueron puestos a disposición judicial el domingo por la mañana. Ambos se negaron a declarar y fueron acusados de los delitos de «resistencia y desobediencia grave a agentes de la autoridad».

Los dos integrantes de Mugitu se encadenaron del cuello con candados de motocicleta a dos de los mástiles de la balconada del Palacio de Diputación que da al paseo de Sarasate, donde se congregaron varios cientos de personas en contra de la construcción del TAV y en apoyo a los enjuiciados.

Los agentes de la Policía Foral se vieron obligados a retirar la bandera española del mástil para proceder a soltar al encadenado. Mientras, los congregados profirieron gritos a favor de la ikurriña. Tras ser soltados, los dos autores de la protesta fueron trasladados a la comisaría de la Policía Foral.

En este contexto, para hoy se ha convocado una jornada de acciones y concentraciones de solidaridad con los procesados por el lanzamiento de tartas.

El juicio comenzará el próximo lunes en las dependencias de la Audiencia Nacional en la localidad de San Fernando de Henares y los cuatro acusados se enfrentan a peticiones fiscales de entre cinco y nueve años de prisión.

Las concentraciones tendrán lugar en Donostia (11.00, Juzgados de Atotxa), Gasteiz (19.00, calle Postas), Bilbo (10.30, ante la sede del Gobierno de Lakua en la Gran Vía), Azpeitia (12.00, Herriko Plaza), Irun (18.00, plaza Zabaltza), Bergara (18.30, rotonda de Cerrajera), Lezo-Orereta (19.00, estación de Renfe), Arruatzu (19.00), Barañain (19.30, Plaza del Ayuntamiento), Basauri (2o.00, Bentako Plaza) y Donapaleu.

La solidaridad con los enjuiciados también estará presente en el Estado español, donde se anuncian iniciativas de denuncia en Zaragoza, Mérida, Asturies y Santander, mientras que el movimiento contra el TAV de Val di Susa ha organizado charlas informativas en Italia y el movimiento Stuttgart 21 denunciará el juicio contra los tartalaris en la movilización que se organiza semanalmente en esta ciudad alemana.

Manifestación el sábado

Como colofón de todas las iniciativas desarrolladas en las últimas semanas para denunciar el juicio, el sábado tendrá lugar una manifestación para reclamar la paralización del TAV y en apoyo a los tartalaris en Iruñea. Partirá a las 17.00 desde el parque de Antoniutti. Mugitu ha anunciado que se están organizando autobuses tanto para la manifestación de Iruñea como para el juicio de Madrid.

Asimismo, mañana, el Ayuntamiento de Lezo celebrará un pleno extraordinario para aprobar una declaración de apoyo al tartalari vecino de esta localidad guipuzcoana y el texto de solidaridad con los procesados por la protesta contra el TAV.