2013/11/13

Presión en los mercados
Alberto CASTRO

La salida al alza del Ibex por la mañana fue un espejismo breve. Después, los miedos afloraban entre los inversores, lo que alejó al selectivo del empeño de acercarse a los 10.000 puntos. Los mercados están presionados con el escenario abierto por el BCE y el pánico a entrar en deflación, así como por la tardanza de Estados Unidos en consolidar la recuperación sin necesidad del apoyo de la Fed. Mañana, jueves, Janet Yellen podría adelantar alguna pista de su política después de ser confirmada por el Senado como presidenta y algún nuevo comentario dentro del banco favorable al fin del programa de compra de deuda. Ayer, además, no se vieron motivos para cambiar la dirección en los indicadores de inflación publicados. En Alemania, el IPC subía un 1,2% en tasa interanual, tal como se había previsto, mientras que Italia (+0,8%) y Gran Bretaña (+2,2%) mejoraban, en positivo, los pronósticos. El Ibex se paró en los 9.707,60 puntos, tras bajar un 0,84%. Las caídas del resto de las plazas europeas fueron inferiores. París cedía un 0,61%, Fráncfort, un 0,34%, y Londres, un 0,02%. En el Ibex, los grandes valores tumbaron las expectativas de un giro. Telefónica perdió un 1,25%, afectado por una rebaja de recomendación, mientras que Repsol retrocedió un 3,28% ante la posible venta del 2,5% de su capital por parte de Caixabank con su operación de bonos convertibles. También sucumbió el resto de los grandes, con BBVA (-1,14%) a la cabeza. En París hubo castigo para los cíclicos: Eads, ArcelorMittal y Alstom cayeron más de un 2%. Los títulos de Carrefour (+1,56%) lideraron a los ganadores.