2013/11/15

«El equipo puede ofrecer más»

Insiste en que «hay que interiorizar» que San Mamés está a medio construir, pero también asume que las primeras filas se mojarán.

Joseba VIVANCO
P031_f01_97x156
«Pregunta a Valverde». El club, a través de su cuenta Twitter, abrió ayer la posibilidad de enviar preguntas el entrenador Ernesto Valverde para que las conteste en próximos días. Quien lo haga deberá incluir el hastag #preguntaValverde.

El presidente rojiblanco, Josu Urrutia, terció ayer en el debate deportivo al que también se han venido refiriendo los jugadores esta semana y que verbalizó Ander Iturraspe cuando se quejó de que no se están valorando los 23 puntos sumados a estas alturas de campeonato, y todo porque el juego del equipo sigue sin convencer. El máximo mandatario de Ibaigane, cocinero antes que fraile, podría perfectamente haberse puesto de parte del vestuario, pero no. Al ser preguntado sobre este inconformismo defendió la «doble ambición» que «debe existir en el Athletic», para explicar esa premisa valorando primero que el equipo «está desde el principio en puestos europeos, y ya son trece jornadas, pero también muestra que hay un margen de mejora de cada jugador y del entrenador con sus cambios. El equipo no puede quedarse ahí, podemos ofrecer más y creo que trabajan en ese sentido». Más claro, agua.

Como los buenos obispos, ha probado panes de unos cuantos hornos antes de ser ungido, y Josu Urrutia no quiere hablar de objetivos al final de la campaña. Afición, prensa, incluso jugadores pueden expresar esos deseos en público. Pero él, tiento, tiento. En ese aspecto, el presidente es fiel a su filosofía de no adelantarse a los acontecimientos, como en la política de fichajes. Por eso, el lekeitiarra hace suyo el consabido «partido a partido» porque «el objetivo final lo acercaremos o alejaremos en ese ir paso a paso». Sí reclama a los suyos «centrarnos en mantener estas posiciones» y a falta de diez partidos ir ya derechos a por esa meta.

Tirón de orejas en Araba

Urrutia es de los que se moja lo justo. «Estamos al tanto de lo que nos pueda interesar en el mercado», contestó sobre un posible interés del club en el lateral zurdo del Chelsea César Azpilikueta para este invierno. Sí lo hizo, con medidas palabras, para terciar en la polémica abierta con el Deportivo Alavés. Nada que decir respecto a la actitud adoptada por los gasteiztarras -que rompieron relaciones con el Athletic- y tirón de orejas cuyas repercusiones están por tomar, para los dos responsables de la cantera rojiblanca en Araba que remitieron a las familias de los chavales del Aurrera la carta que tanto escoció a los directivos alavesistas. «Tras analizarlo, se lo tenemos dicho a los empleados, la gente no se tiene que otorgar responsabilidades que no les competen y tienen profesionales por encima para no hacerlo a la ligera».

El máximo mandatario de Ibaigane se refirió igualmente a las renovaciones pendientes con Iraola e Ibai Gómez, ambas encaminadas como no podría ser de otra manera y que caerán por su propio peso porque es deseo de ambos jugadores seguir aquí. Más ríos de tinta hará correr, sin duda, la de Muniain, quien finaliza contrato en 2015, y con el que comenzarán a hablar. «No hemos empezado todavía los contactos, pero lo haremos en breve», lo zanjó.

A vueltas con la Ingeniería Idom

Hasta ahí, lo estrictamente deportivo, que fue la parte final de los 52 minutos que se alargó la comparecencia de Urrutia. Porque antes, el mandamás rojiblanco tuvo que lidiar con las incomodidades del estadio, las goteras, la lluvia, y por si había poco, con las informaciones que estos días acusaban al Athletic de prohibir a la Ingeniería Idom, encargada del proyecto del campo, hablar para ciertos medios de comunicación. «Idom es un cliente de esa sociedad San Mames Barria, no puede dirigirse a los medios sin acuerdo con la sociedad, porque es esta la que decide cuándo y cómo comunica, no Idom libremente», sintetizó. «Todas las decisiones se toman en el consejo de la sociedad por unanimidad de todos los socios (Athletic, Ayuntamiento, Diputación de Bizkaia, Lakua y BBK)», añadió.

El de Lekeitio se mostró muy vehemente en este punto, entró al cuerpo a cuerpo con algún periodista y avanzó que los servicios jurídicos del club estudian si interponer denuncia contra quienes han publicado determinadas informaciones a este respecto. «Todo lo dicho lo he pasado a los abogados, porque es falso. El Athletic no toma decisiones unilaterales, no falsifica sellos. Como entiendo que se daña la imagen del club, y que no es verdad, estamos a la espera de que los abogados nos orienten para actuar», avisó.

Urrutia se mostró muy molesto con el menosprecio que pareciera estar recibiendo el nuevo estadio, en el que cada defecto que trasciende da pie a una nueva embestida hacia la actual directiva. «Yo no he escuchado que el campo sea una chapuza; los que vienen a verlo se quedan sorprendidos, desde su visión externa opinan que es un campazo», reivindicó el dirigente, que insistió por enésima vez en que «aquellas cuestiones que se puedan ir solucionando este año se corregirán, pero es muy difícil responder a todo. Hay inconvenientes de lluvia, pero también deportivos y económicos, tenemos que hacer un trabajo de interiorizar eso, estamos en un campo en obras, un campo hecho en dos fases».

Una instalación que, no perdió oportunidad de recordar, su Junta se encontró ya rodada cuando arribó a Ibaigane en julio de 2012, siete meses después de puesta la primera piedra de un proyecto presentado en público en 2009.

El presidente fue cuestionado sobre el cántico de «¡Urrutia, mójate!» que le dedicaron desde uno de los córners en el último partido. «Esta Junta se ha mojado en muchísimas cosas, equivocadamente o no», contestó, réplica que no evita que las críticas le salpiquen por ese agua que moja las primeras filas del campo. «Nunca llueve vertical y las primeras filas se van a mojar, pero nosotros no marcamos las cuotas por la lluvia», se defendió.

Por ahora, dijo, no hay decisión de rebajar en el precio de la cuota a esos socios, como se hizo con los de las esquinas inacabadas. «Nadie puede saber cuánta gente se puede mojar cada partido. Llevamos siete partidos, creo que ha habido lluvia en dos, es pronto, debemos esperar más y tomar decisiones, si hay que tomarlas, pero con más criterio y fundamento», quiso aclarar en una comparecencia con muchas aclaraciones.