2013/11/19

El BCE y los récords empujan al Ibex
Alberto CASTRO

Los bancos del Ibex recibieron con alivio la decisión de no calificar como activos de riesgo en los próximos test de estrés a la ingente deuda publica presente en sus balances. Por tanto, este escollo parece superado, aunque de cara al futuro se debe aún fijar una posición definitiva y desde Alemania inciden en no tratarlo como activo libre de riesgo. Esta dulcificación de las exigencias del BCE sirvió para empujar al Ibex hacia el entorno de los 9.800 puntos, nivel que llegaba a superar hacia el mediodía. No causaron un impacto menor los techos históricos logrados en los índices de Fráncfort y Nueva York, que parecen sentirse cómodos pese a las dudas sobre la recuperación económica en la eurozona y el efecto de la política de estímulos, respectivamente. El Ibex, tras arrancar en rojo, se dio la vuelta para dirigirse, casi sin descanso, hasta los máximos de la sesión. A partir de ese momento se movió en los alrededores de los 9.800 puntos. Hoy saldrá con 9.783,10 puntos, después de subir un 0,90%. En Europa todos acabaron con ganancias: París se anotaba un 0,66%, Fráncfort, un 0,62%, y Londres, un 0,45%. En el Ibex, los más afortunados por el gesto del BCE fueron Popular (+3,09%) y Bankinter (+2,91%), mientras que BBVA y Santander subían holgadamente por encima del 1%. En el lado de los descuentos, el peor era Amadeus (-0,49%). Por su parte, el Cac, que superó los 4.300 puntos, regresó al nivel perdido en septiembre de 2008 tras la caída de Lehman Brothers. Entre los ganadores, destacó ST Microelectronics (+2,81%), al tiempo que Saint Gobain (-1,25%) encabezó los recortes.