2013/12/29

Archivan el sumario que supuso el cierre de la web Apurtu.org

La Audiencia Nacional española ha decretado el archivo del sumario contra Apurtu.org, por el que Miguel Ángel Llamas pasó 18 meses en prisión y otras tres personas fueron detenidas. El expediente archivado también sirvió de base para clausurar la web Ateak Ireki.

Martxelo DÍAZ
P018_f02

El sumario que supuso el cierre de la web Apurtu.org ha sido archivado y los cargos que se presentaron contra todos los imputados han sido retirados, según informaron los afectados, que el próximo viernes comparecerán en Iruñea para dar más detalles y anunciar futuras iniciativas.

La causa ha sido cerrada sin ni siquiera llegar a juicio, pero uno de los detenidos en esta operación, Miguel Ángel Llamas, más conocido como Pitu, permaneció 18 meses en prisión. La operación contra Apurtu.org se llevó a cabo en enero de 2011, en el marco de una redada más amplia contra «la estructura de propaganda de Askatasuna».

18 meses en prisión

Junto a Llamas, fueron detenidos por su participación en Apurtu.org Koldo García, Edurne Sauzo y Oihana Odria. A todos ellos les acusaron de poner en marcha y gestionar esta página web, que informaba de las movilizaciones que se producían en Nafarroa.

La clausura de Apurtu.org provocó una oleada de protestas, especialmente entre los profesionales de los medios de comunicación. Una plataforma de periodistas navarros encabezó la protesta, reuniendo decenas de firmas de los medios más destacados del herrialde. Asimismo, numerosas páginas de información alternativa, como Kaos en la Red o Nodo50 hicieron campañas a favor de la libertad de expresión y en contra de la clausura de la web.

Sin embargo, la Audiencia Nacional dirigió otro ataque contra otro medio de comunicación surgido de la iniciativa popular en Nafarroa en noviembre de este año, ya que decretaba el cierre de Ateak Ireki, al considerar que estaba vinculada a Herrira y que era una continuidad de la clausurada Apurtu.org, cuyo sumario acaba de ser archivado.

Es decir, la Audiencia Nacional ordenó la clausura de un medio basándose en sus vínculos con otro cuya causa ha decidido finalmente archivar.

Los impulsores de Ateak Ireki recordaron que esta web nació como consecuencia del cierre de Apurtu.org y por el impulso de decenas de periodistas navarros «que abogaron porque medios de comunicación como el nuestro tuvieran lugar en el panorama comunicativo y se respetaran los derechos de información y expresión».

Por ello, calificaban de «día triste para la democracia en Euskal Herria» la jornada en la que se volvió a decretar el cierre de un medio de comunicación vasco, una trayectoria que se inició en julio de 1998 con la clausura de «Egin» y Egin Irratia.

«De nuevo, la Audiencia Nacional decide qué es lo que debe y no debe leer la ciudadanía, al más puro estilo de la Inquisición española», denunciaron tras el cierre de Ateak Ireki.

Reclaman que se anulen todas las medidas contra Ateak Ireki

Los impulsores de Ateak Ireki anunciaron que solicitarán que la Audiencia Nacional levante el cierre de esta web, cuya clausura ordenó argumentando que era una continuación de Apurtu.org. Si se ha decretado el archivo de la causa contra Apurtu.org, no tendría ninguna lógica jurídica que se mantuvieran las medidas y el cierre contra su considerada continuadora, Ateak Ireki.

«Está claro que Apurtu.org no se va a reabrir, pero todavía estamos a tiempo de salvar Ateak Ireki», destacan en la comunicación que han dirigido a los periodistas que firmaron el manifiesto de solidaridad contra el cierre de Apurtu.org y a quienes emplazan a acudir a la rueda de prensa del viernes. Está prevista la presencia de trabajadores navarros de medios clausurados por la Audiencia Nacional española, como «Egin», Egin Irratia, «Ardi Beltza» o «Egunkaria».

En cualquier caso, en las últimas semanas se han registrado movimientos en las redes sociales de cara a impulsar un medio de comunicación alternativo en Nafarroa ante la necesidad de dar voz a los grupos que integran el movimiento popular en un momento en el que se están sentando las bases para el cambio político. M.D.