2014/09/10

Escocia en el horizonte
Alberto CASTRO

El inminente referéndum sobre la independencia de Escocia está pasando factura a las bolsas. Los inversores no parecen estar felices con la idea de un nuevo estado, pese a que a los propios escoceses sí pueda seducirles ese proyecto político de futuro. Con todo, sigue en pie el debate sobre las consecuencias para la propia Gran Bretaña y las dificultades del hipotético nuevo estado para consolidar su solvencia financiera. La intervención de Cameron en la recta final de la campaña con promesas de una mayor autonomía fiscal, el empate técnico en las encuestas y las llamadas de atención del grueso del sistema financiero están provocando zozobra en el conjunto de Europa. Esta situación espinosa, que se une a la enquistada crisis de Ucrania, fue el marco perfecto para proceder a una toma de beneficios. Además, la salida en negativo de Wall Street hizo imposible revertir la situación en este lado del Atlántico. Así, el Ibex se dejó un 1,36% -la mayor caída en un mes-, hasta los 10.951,60 puntos. También se tiñeron de rojo Londres (-0,08%), Fráncfort (-0,49%) y París (-0,50%). En el Ibex, se significó el derrumbe de Gamesa (-5,53%), tras llevar a cabo la ampliación de capital acelerada por un importe de 236,10 millones de euros. Sabadell (-3,05%) y FCC (-2,82%) completaron el podio de los perdedores. Entre los grandes, despuntaron las caídas superiores al 1,50% en BBVA, Santander y Repsol. Solo Jazztel (+0,87%) e IAG (+0,26%) finalizaron al alza. Por su parte, en París lideró las ganancias Pernod Ricard (+1,44%), mientras que acciones de Renault (-2,80%) sufrían el peor balance..