2015/02/05

Ataque infructuoso
Alberto CASTRO

El Ibex no pudo coronar su ataque a los 10.600 puntos, un nivel que superaba ampliamente en las dos primeras horas de sesión. Finalmente, y depués de llegar a perder los 10.500 puntos, pudo minimizar sustancialmente la caída. Hoy comenzará con 10.577,80 puntos, tras bajar un 0,19%. En Europa, solo Londres (-0,12%) retrocedía, mientras que París (+0,39%) y Fráncfort (+0,19%) alargaban la racha de subidas. Dentro del Estado español, el principal soporte del Ibex fueron los resultados de BBVA. El año pasado ganó 2.618 millones de euros, un 25,7% más. Los inversores aplaudieron el aumento de los ingresos y el control de la morosidad. Además, los mercados siguen con atención los encuentros del primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, y el ministro de Finanzas, Yanus Varoufakis, con las autoridades europeas y distintos gobiernos de la UE para acordar una salida negociada al problema de la deuda. En Nueva York, los índices no se separaban de la línea de salida mientras se digería la decepción provocada por los datos de empleo privado. El mes pasado se crearon 213.000 empleos, dato inferior al esperado y lejos de las 253.000 nuevas nóminas de diciembre. En el Ibex, el mejor de la jornada fue BBVA (+2,84%). El resto de los pesos pesados, con Repsol (-1,37%) a la cabeza, cerró con caídas moderadas. Entre los perdedores, destacaron los descuentos superiores al 2% en Abengoa, Popular, Gas Natural y ArcelorMittal. En París, sobresalía LVMH (+8,13%), catapultado por sus buenas cuentas y el aumento del dividendo.