Iñaki IRIONDO GASTEIZ
Hiriko, de fracaso a posible delito

La Fiscalía acusa de «blanqueo» y «fraude» a los promotores de Hiriko

La Fiscalía acusa a los responsables del proyecto de coche eléctrico Hiriko de los delitos de «malversación de caudales públicos», «falsedad documental», «fraude a la Administración», «fraude de subvenciones», «apropiación indebida» y «blanqueo de capitales». Se trata de un grupo de empresarios liderado por Jesús Echave, muy cercano al PNV. Costó 18 millones de euros a las arcas públicas y no tuvo riesgo privado.

gara-2015-02-17-Noticia

La comisión de investigación del Parlamento de Gasteiz ya determinó que el proyecto de coche eléctrico Hiriko se había llevado a cabo en base a la financiación pública y sin que sus promotores privados aportaran prácticamente nada, e incluso puso en duda que fuera realmente un proyecto empresarial. Ahora es la Fiscalía quien eleva las acusaciones al campo penal.

El fiscal jefe de Araba, Josu Izaguirre, ha presentado una querella criminal contra los promotores del proyecto, liderado por Afypaida (Asociación para el Fomento y Promoción de Actividades Industriales y Deportivas de Automoción), a los que acusa de los delitos de «malversación de caudales públicos», «falsedad documental», «fraude a la Administración», «fraude de subvenciones», «apropiación indebida» y «blanqueo de capitales».

La Fiscalía alavesa precisó a la agencia Efe que ayer por la mañana remitió al Juzgado de Instrucción número 3 de Gasteiz nada menos que 35 cajas con toda la documentación recabada hasta ahora en la «compleja y exhaustiva» investigación desarrollada por el Ministerio Público y la Unidad de Delitos Económicos de la Ertzaintza.

El proyecto Hiriko tuvo un coste de unos 18 millones de euros para las arcas públicas. Su financiación corrió a cargo del Gobierno español y del de Lakua, que en aquellos momentos estaban en manos del PSE, y en menor parte de la Diputación de Araba, presidida por el PNV.

En concreto obtuvo una subvención de unos 15 millones de euros del Ministerio de Ciencia y Tecnología del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, en base a enmiendas que presentaban los jeltzales para la aprobación de los presupuestos, y otros 2,7 millones de sociedades dependientes de Lakua.

Pese a semejante gasto, el proyecto de coche eléctrico no se materializó. La comisión de investigación parlamentaria determinó que la Administración autonómica, a través de la SPRI, había tenido una responsabilidad in vigilando de la pérdida de fondos públicos, puesto que debía haber exigido «auténticos planes de viabilidad y empresariales, que en el caso de Hiriko no han existido de manera coherente y en consonancia con los planes iniciales»

Responsables de Afypaida

El fiscal jefe de Araba, Josu Izaguirre, informó a Efe de que la querella va dirigida contra responsables de Afypaida, «empresa matriz» del proyecto, así como contra directivos de otras muchas firmas que dependían de esta agrupación.

La cabeza más visible de Afypaida es el empresario de canteras Jesús Echave, que no oculta su proximidad al PNV, habiendo financiado proyectos comunicativos muy cercanos a los jeltzales. En la dirección de Hiriko estuvo también el exconcejal jeltzale en Gasteiz Iñigo Antia. En el proyecto, además de Afypaida, aparece involucrada la asociación para la promoción de la innovación Denokinn, dirigido por Luis Miguel Macías, que fue viceconsejero de pesca con Juan José Ibarretxe y concejal del PNV de Trapaga hasta diciembre pasado.

La Fiscalía no contempla en su querella el posible «alzamiento de bienes» denunciado por EH Bildu, que temía que las patentes obtenidas con la inversión de dinero público acabaran finalmente en manos privadas porque no se hubieran protegido debidamente.

Autoalquiler

El empresario Jesús Echave participaba en varias de las empresas que trabajaban dentro del proyecto, y con subvenciones públicas llegó a autoalquilarse locales e impulsó préstamos entre empresas.

Tribunal de cuentas

El Tribunal de Cuentas del Estado fiscalizará a lo largo de 2015 las ayudas públicas que recibieron tanto el proyecto de coche eléctrico Hiriko como el de Épsilon, relacionado con este y en el que se perdieron 48 millones.

EH Bildu demanda la asunción de responsabilidades políticas

El parlamentario de EH Bildu Igor López de Munain afirmó ayer, tras conocer la presentación de la querella criminal, que «esa operación no habría sido posible sin el respaldo político de PNV y PSE». Aseguró que «Hiriko es un caso flagrante de clientelismo político» que ha costado de casi 18 millones de euros de dinero público. Por ello, afirmó que «los responsables políticos de ese saqueo de las arcas públicas deberían estar en la calle desde hace tiempo, pero una vez que la Fiscalía ha presentado una querella criminal es aún más intolerable que sigan en sus puestos en la Administración».

El parlamentario que representó a EH Bildu en la comisión de investigación recuerda que «desde el principio alertamos de que el único objetivo de ese grupo empresarial era la obtención fraudulenta de ayudas públicas con fines privados». A la hora de fijar las conclusiones, PNV, PSE y PP impidieron que en los informes de la comisión se pusieran nombres propios, por lo que López de Munain considera que «es una buena noticia que ahora sea la Fiscalía la que haya concretado las responsabilidades criminales»

En opinión del parlamentario independentista, «Hiriko es un ejemplo más del modelo gestión del PNV, un modelo -precisa- basado en el clientelismo y el amiguismo». GARA