2019/08/09

Nuevo asalto policial para detener al expresidente de la república de Kirguizistán
GARA|BIShKEK

Un millar de comandos de las fuerzas especiales lanzaron ayer un nuevo asalto para detener en su residencia al expresidente de la república centroasiática de Kirguizistán, Almazbek Atambaiev (2011-2017).

El asalto de la víspera fue frustrado por enfrentamientos entre la Policía y partidarios del expresidente, que protegían su casa en la localidad de Koi-Tach, cerca de la capital Bishkek, y se saldó la muerte de uno de los comandos y con 23 civilesy 24 uniformados hospitalizados, entre estos últimos el jefe de la Policía de la provincia de Tchui.

Atambaiev fue inculpado en junio por corrupción y el Parlamento levantó su inmunidad, acusado de adquisición ilegal de tierras y de haber puesto en libertad a un dirigente de un clan mafioso, acusaciones que elexpresidente rechaza y que denuncia como una maniobra política de su sucesor, Sooronbai Jeenbekov.

Al final de su mandato, Atambaiev logró con hábiles maniobras políticas imponer la candidatura de Jeenbekov, su delfín, pero sus relaciones se deterioraron rápidamente.

Tensiones étnicas

Este conflicto hace temer un resurgir de las tensiones étnicas y está agitando el fantasma de una nueva crisis, como las que asolaron a la república centroasiática en 2005 y 2010.

Jeenbekov acortó sus vacaciones y Atambaiev le retó desde su televisión advirtiendo de que «el pueblo kirguís no volverá a ser esclavo del clan dirigente».