NAIZ

Adi, en el centro del Pirineo vasco

gara-2018-06-03-Noticia
De camino a Adi.

Una vez surgido el mítico Larrun del Atlántico, la primera cumbre del cordal axial de los Pirineos, el voluminoso monte Adi, jalona de forma visible, al igual que sus vecinos Auza o Orzanzurrieta, ambos separados por los collados de Ibañeta y Urkiaga. Por su altitud y posición estratégica, la cumbre de Adi se encuentra coronada por un vértice geodésico de segundo orden, lo que da una idea de sus extensas panorámicas.

Norte

Desde la vertiente norteña el acceso lo encontraremos desde la pequeña localidad bajonavarra de Urepele, en la cabecera del pintoresco valle de Aldude, cuna del célebre bertsolari Xalbador. Pueblo vecino del valle de Erro, son muchos los caminos que se sumergen en los densos bosques de Kintoa, que sirvieron para unir este valle con Zilbeti y Biskarreta en el valle de Erro, Auritze y Orreaga.

Muchos de estos caminos utilizados durante siglos por los contrabandistas y fugados de la justicia desde ambos lados de los Pirineos han desaparecido por carretiles y pistas. El itinerario norteño presenta mayor desnivel, con poco más de 1.000 metros. Este recorrido combina tres escenarios de paisajes distintos, el primero por terreno humanizado de campos y prados salpicados de bordas y caserío, el segundo por densos bosques de hayedo y pinares, y el tercero el de los pastos de altura en la parte superior de la montaña. (NOTA: Es importante recordar dejar algún coche en Urkiaga, para evitar más de tres horas para regresar a Urepele).

Una vez en Urepele (414 m.), el itinerario arranca desde el frontón que pronto salva el río Aldude, pasando más tarde junto un molino construido en 1767. Poco después abandonaremos el carretil por la izquierda, que sigue hacia el fondo del barranco de Urkiaga por otro, ganando altura entre campos de labor y praderas, dejando al paso los caseríos Jokaluzea y Xalbador, cuna del famoso bardo vasco.

Tras dejar una borda en un alto, hemos de bordear la cumbre de Murikoenea y una torreta de comunicación (621 m.). Tras abandonar el carretil ganaremos altura por un camino hasta ganar una loma donde hay dos bordas en ruinas, pasaremos por los lomos herbosos de Pattoromonho (878 m.), con prados cercados por muros de piedra y dos bordas. Por la derecha (O) llega el carretil que hemos abandonado antes.

Seguiremos por el carretil para contornear la picuda cumbre de Isterbegi hasta finalizar en la borda de Erro. Tras pasar la borda Biperra, si queremos ganar la cercana cumbre de Isterbegi, una senda nos ayudará a ganarla por pendiente herbosa y dispersas hayas. Desde su pequeña cumbre (1.027 m.) junto el mugarri que separa la Alta y Baja Navarra, veremos una bonita vista en miniatura del valle de Aldude.

De regreso al collado, seguiremos con la vista puesta en el Adi (S) por la loma que une por fuerte pendiente Isterbegi con el cordal de Ukiaga-Adi. Seguir combinando zonas herbosas y bosquetes de arbolado autóctono hasta dar con una caseta de cazadores y un portillo, donde daremos con la pista proveniente del puerto de Urkiaga.

Aquí daremos con las señales de los senderos GR 11 y GR 12 que van hermanados en un único y breve tramo de sus largos recorridos, Seguiremos por ella ganando altura, cercanos a la alambrada, dejamos al paso a la derecha el desvío de la pista proveniente de Zilbeti (poste indicador ‘Esneazelaieta’). Seguiremos de frente (E) hasta salir al lindero superior del bosque, cerrado por una alambrada y un portillo. Cruzado este, un poste de dirección de los senderos senderos GR 11 y GR 12 indica varias opciones de senderos.

La cumbre de Adi se presenta desafiante, con sus empinadas laderas herbosas, lo que invita a tomar con filosofía este último tramo. Aquí abandonamos el trazado del GR 12 para continuar subiendo junto la alambrada que nos servirá de referencia en caso de las inoportunas nieblas hasta alcanzar la cumbre (1.458 m.). Vista abierta a todas las direcciones, desde las montañas del Baztan a las de Belagua y Jacetania, las de Ipar Euskal Herria y las intrincadas montañas de los valles del prepirineo, las sierras de Leire, Izko-Alaitz, Andia, Aralar…

Sur

En la cara meridional de Adi, queda Zilbeti, pequeño pueblo del valle de Erro escondido en medio de un circo de altivas cumbres entre los 1.000 y 1.400 metros de altitud. Zilbeti con montañas cubiertas de densos bosques de hayas, robles etc. y en el fondo de la cazoleta del circo de praderas y campos de cultivo, además de encontrarse a media hora de Iruñea y apartada de las vías de comunicación pasa bastante desapercibido, lo que supone un plus de tranquilidad.

Una vez en Zilbeti (730 m.), cruzaremos el pequeño pueblo junto la regata Irunbide hasta un cruce de tres pistas, donde se puede aparcar. Cerradas con cadenas la pista de la derecha lleva al collado de Lizartzu, accesos para subir a Oiartzuri/Tiratun y Pilotasoro. A la izquierda queda cerrada también la pista que lleva a Urkiaga y Adi. Un primer tramo seguiremos junto la regata por terreno llano y lugares recoletos hasta una vez pasado junto una rueda de molino y un desvío se inicia la subida, siempre inmersos en el hayedo y con pocas posibilidades de disfrutar del paisaje.

En una curva, inesperadamente veremos una reproducción del cuadro ‘Gernika’ de Picasso en una cortina de jóvenes hayas realizada por SEO/Bird _Life en protesta por el desastre que se está produciendo por una cantera en Kintoa.

Haciendo caso omiso a los desvíos alcanzaremos tras una curva cerrada el collado de Bearkorra (1.090 m.) Estaremos bajo la cumbre del imponente Adi, en el lugar donde se desplaza hacia el Sur un largo y enmarañado cordal que cierra el valle de Zilbeti por Lizartxipi, Sorotepo/Zotalar y Amutz.

Dejaremos a la espalda este cordal para continuar por la pista que bordea los flancos occidentales de Adi (N), por encima de la barrancada abierta por el naciente río Arga, por donde discurre la carretera de Zubiri a Urkiaga. Una vez doblada la rinconada del barranco de Bordazarreta, poco estaremos junto el poste indicador de Esneazelaieta. Continuar la descripción del itinerario Norte desde portillo de Esnezalatieta (1h45).