Martxelo Diaz

GuraSOS denuncia a Arantxa Tapia por delito ecológico ante la Fiscalía del TSJPV

GuraSOS ha denunciado por delito ecológico a la consejera de Desarrollo Económico y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, al considerar que ha permitido la actividad de la incineradora de Zubieta sin contar con la homologación necesaria en los hornos de la instalación.

imagen de archivo de Arantxa Tapia en el Parlamento de Gasteiz. (Juanan RUIZ/FOKU)
Imagen de archivo de Arantxa Tapia en el Parlamento de Gasteiz. (Juanan RUIZ/FOKU)

Arantxa Tapia ha cometido un delito ecológico recogido el artículo 329 del Código Penal, según ha señalado el portavoz de GuraSOS, Joseba Belaustegi, en una comparecencia ante los medios en el Parlamento de Gasteiz. Por ello, han puesto estos hechos en conocimiento de la Fiscalía del TSJPV.

Belaustegi ha acusado también a Tapia de mentir esta misma mañana en el Parlamento, cuando ha dicho que la incineradora de Zubieta está en pruebas para conseguir la certificación CE europea. El portavoz de GuraSOS ha destacado que este procedimiento se emplea únicamenta para las calderas de gas domésticas, pero que las industriales no se rigen por la norma europea sino por un real decreto que establece el trámite para homologar y legalizar estos hornos, que son fundamentales para alcanzar una combustión a 850 grados y evitar el vertido de dioxinas y furanos, elementos cancerígenos.

Junto a ello, ha destacado que la incineradora no está en pruebas sino que está en funcionamiento gracias al visto bueno de Tapia. También presentarán un recurso de alzada contra la resolución de la Viceconsejería de Medio Ambiente que abre la puerta a enviar residuos industriales a la incineradora y no descartan, de no prosperar esta iniciativa, acudir a los tribunales.

Asimismo, también ha desmentido lo señalado ayer por José Ignacio Asensio en las Juntas Generales de Gipuzkoa, donde manifestó que los residuos industriales que se quemen en Zubieta son equiparables a urbanos. Según el portavoz de GuraSOS, la normativa excluye expresamente lo señalado por Asensio.

«Zaldibar está de nuevo en llamas, ahora en Zubieta», ha denunciado, por su parte, José María Izeta, portavoz de GuraSOS, destacando que se han vuelto a primar los intereses industriales frente al bienestar de la ciudadanía al medio ambiente.

Belaustegi ha incidido en que a Zubieta no se llevarán solo los residuos industriales que iban a Zaldibar, sino «todo el sistema».

A su juicio, la situación de Zubieta es todavía peor que la que había en Zaldibar, ya que «mientras el dueño de Verter Recycling vivía en Eibar, Urbaser (gestora de la incineradora) va a ser vendido a un fondo buitre, por lo que decidirán sobre nuestra salud en Wall Street».

Junto a ello, ha señalado que cuando en Zaldibar se registró el incendio se medían las dioxinas diariamente. En Zubieta, en cambio, durante los próximos 35 años únicamente se medirán durante seis horas cada tres meses. «Y será el fondo buitre quien decide cuándo y cómo se mide», ha añadido.

Los miembros de GuraSOS han valorado positivamente que el Parlamento de Gasteiz trate la cuestión de la incineradora de Zubieta, «porque no solo es un problema de Gipuzkoa».

Junto a ello, han mostrado su voluntad de continuar luchando contra las irregularidades en la incineradora en todas las instancias judiciales, incluidas las internacionales, ya que afecta al Convenio de Aarhus de la ONU.