NAIZ

Ingresa en prisión un acusado de «abusar sexualmente de la hija de 13 años de su pareja»

Un hombre acusado de «abusos sexuales a la hija de 13 años de su pareja» ha ingresado en el prisión de Iruñea por orden de la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Iruñea. Los hechos se registraron en una localidad de Iruñerria, en la que convivían.

Imagen de la Audiencia de Nafarroa.
Imagen del Palacio de Justicia de Iruñea.

La titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Iruñea, Rebeca Esther Alonso, decretó el pasado 17 de febrero el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de un hombre investigado por «haber abusado sexualmente de una hija de 13 años de su pareja», con la que convivía en una localidad de Iruñerria.  

En el auto, que puede ser recurrido, la jueza imputa al investigado un «delito de abuso sexual a menor de 16 años con acceso carnal», penado si no existe violencia o intimidación con entre ocho y doce años de prisión.  

Tras ser puesto a disposición judicial, se celebró una comparecencia en el Juzgado de Guardia de Iruñea para la adopción de medidas cautelares. El Ministerio Fiscal solicitó el ingreso en prisión provisional sin fianza, mientras que el abogado defensor pidió que el imputado siguiera en libertad.  

En la resolución judicial, la magistrada expone que existen «indicios de la comisión del delito» por las declaraciones en sede policial de la menor, así como por lo relatado por ella a su madre, a los médicos que la han asistido y al forense.  

El padrastro reconoció en su declaración judicial que había mantenido «de forma habitual» relaciones sexuales completas con la menor desde que ésta tenía 12 años hasta la actualidad. En su descargo, sostuvo que fueron con el «consentimiento de la niña».

La jueza justifica la prisión provisional para asegurar la presencia del investigado en el proceso, debido a la gravedad de los hechos imputados y las posibles penas a imponer; para evitar que sea perjudicada la instrucción de la causa en este momento del procedimiento y para la protección de la víctima.