NAIZ

Denuncia contra el Ayuntamiento de Gasteiz por el «deterioro grave» de la avenida Olarizu

Benetako Green ha presentado ante la Fiscalía de Araba una denuncia contra el Ayuntamiento de Gasteiz, al que culpa del «deterioro grave» en el que se encuentran 124 viviendas de la avenida Olarizu, alguna de ellas ocupadas por familias que corren el riesgo de ser desalojadas.

Estado del interior de un edificio de la Avenida Olarizu. (BENETAKO GREEN)
Estado del interior de un edificio de la avenida Olarizu. (BENETAKO GREEN)

La plataforma ciudadana Benetako Green ha presentado este miércoles una denuncia ante la Fiscalía de Araba por la situación de «deterioro grave» en la que se encuentran 124 viviendas situadas en la avenida Olarizu. Algunos de estos pisos han sido ocupados por familias que corren el riesgo de ser deselojadas en los próximos días.

En la denuncia, la plataforma recuerda que el texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana establece que los propietarios de cualquier edificación tienen la obligación de conservarlas en las condiciones «legales de seguridad, salubridad, accesibilidad universal, ornato y las demás que exijan las leyes».

Y advierte de que «o bien el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz o la Sociedad pública Ensanche 21, o ambas, han incumplido, de forma palmaria, de forma negligente o sin la diligencia debida, desde su adquisición, su obligación, como propietarios, de conservación, en condiciones de seguridad, salubridad, ornato público y decoro, sin realizar obra alguna para conservarlos».

Según Benetako Green, se están produciendo daños en bienes públicos, «de titularidad social o que no se ha descartado su utilidad social, de forma imprudente o por descuido o negligencia», al no haberse atendido las «normas más básicas de la diligencia debida» por parte del Consistorio.

Le culpa de «un abandono, a su suerte, de una parte, de la ciudad de Vitoria-Gasteiz, con un alcance en 124 viviendas habitables, públicas, con posible utilidad social, sin haberse adoptado durante más de diez años decisión alguna, de regeneración urbanística, de transformación urbanística en un ámbito delimitado previamente por un instrumento de ordenación urbanística».

Estado «desastroso»

Andrés Illana, portavoz de Benetako Green, ha explicado tras la presentación de la denuncia que cuando el Ayuntamiento adquirió los pisos para su derrumbe «lo primero que hizo fue entrar en ellos para destruirlos más de lo que estaban».

Ha explicado que es responsabilidad de Ensanche 21 y del Ayuntamiento que se haya perdido un «bien público muy demandando», como la vivienda, al permitir que se vandalicen y se deterioren desde 2013, año en el que se hicieron los últimos realojos. «Lo cierto es que teníamos 124 viviendas para los vitorianos y que ahora hay unos pisos en estado desastroso», ha concluido.