Azpiazu reclama a Madrid «margen de maniobra» para gestionar los fondos europeos

El consejero Azpiazu ha pedido al Gobierno español «flexibilidad y margen de maniobra» para poder decidir el uso de los fondos europeos. «Es fundamental que exista capacidad de acción y decisión autonómica», ha señalado tras denunciar que el Gabinete de Sánchez marcó criterios «sin consulta previa».

El consejero Pedro Azpiazu junto a Gorka Urtaran. (IREKIA)
El consejero Pedro Azpiazu junto a Gorka Urtaran. (IREKIA)

El consejero de Economía y Hacienda de la CAV, Pedro Azpiazu, ha reclamado al Gobierno español «flexibilidad y margen de maniobra» para poder destinar los fondos europeos de recuperación a proyectos que «sean de interés y tenga un efecto económico mayor. Un impulso transformador mayor».

Azpiazu, que este jueves se ha reunido con el presidente de Eudel, Gorka Urtaran, para hablar del desarrollo del programa Euskadi Next 2021-2026, ha insistido en que Lakua quiere «sacarle toda la utilidad» a las partidas que lleguen desde Bruselas, «porque creemos que los recursos hay que utilizarlos bien, con responsabilidad».

En este sentido, ha señalado que «la acertada ejecución de estos fondos es un reto colosal», y ha explicado que están hablando con el Ejecutivo español para «reenfocar algunas cuestiones» ya que, según ha indicado, Madrid ha marcado criterios de inversión «sin consulta previa las comunidades autónomas y en ámbitos que son competencia nuestra».

«Esto podría terminar generando un enorme riesgo de vernos imposibilitados a recibir los fondos europeos para determinadas cuestiones, al tenerlas ya realizadas en Euskadi con anterioridad y por ello no poder justificar las inversiones que exige España», ha añadido.

Y ha reiterado que es «fundamental que exista capacidad de acción y decisión autonómica, dando cobertura a los requisitos que Europa ha aprobado para el plan de recuperación español de forma que se pueda justificar».

«Riesgo de no ejecutarse»

«De lo contrario, algunas comunidades nos veríamos seriamente afectadas por los criterios establecidos y el propio plan español correría el riesgo de no ejecutarse, por lo que se perderían recursos», ha apuntado antes de reconocer que, a día de hoy, desconocen cuándo y cuánto dinero llegará desde las instituciones europeas.

A este respecto, ha manifestado que «Europa tiene que dar el visto bueno definitivo al proyecto y canalizar una parte importante de recursos. Y lo que estamos haciendo es mantener un contacto con el Estado para tantear las bases de cara que los recursos que vengan vengan de la mejor manera».

Cuestionado por la posibilidad de que el dinero de estos fondos se emplee, por ejemplo, en la construcción de una ampliación del Museo Guggenheim en Urdaibai, Azpiazu ha respondido que él no va a ser un «repartidor caprichoso de los fondos europeos. No tengo ese papel ni esa voluntad. Los fondos van a venir para lo que vengan, y trataremos de que vengan los máximos fondos para los máximos proyectos».

Vidarte asocia la ampliación a los fondos

Por su parte, el director del museo, Juan Ignacio Vidarte, ha incidido este jueves de que el proyecto de ampliación del Guggenheim está vinculado a los fondos europeos. «Eso es lo que nosotros estamos contemplando», ha apuntado, y ha remarcado que a la posible ampliación «le queda todavía un camino, que tiene necesariamente unos pasos, el primero garantizar una estructura de financiación».

«Hoy por hoy, esa es la situación, y mientras eso no esté más planificado y definido, el proyecto para nosotros sigue estando en la situación en la que está», ha destacado Vidarte, quien ha hecho hincapié en que el proyecto está en una fase inicial: «Todavía no ha sido ni siquiera aprobado como tal por parte del patronato».