NAIZ

Iberdrola obtiene un beneficio neto de 1.531 millones en el primer semestre del año

Iberdrola ha logrado un beneficio neto de 1.531,3 millones de euros en el primer semestre del año, según ha informado la compañía. Ignacio Sánchez Galán, por su parte, ha negado que hayan existido irregularidades en sus contratos con el excomisario Villarejo.

Iberdrola ha aumentado un 0,3% su suministro, según datos del mes de junio. (Marisol RAMIREZ/FOKU)
Sede de Iberdrola en Bilbo. (Marisol RAMIREZ/FOKU)

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 1.531,3 millones de euros en el primer semestre del año, lo que representa una caída del 18,4% con respecto a las ganancias de 1.876,4 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior, por el impacto del incremento del Impuesto de Sociedades en Gran Bretaña para 2023, así como por las plusvalías de casi 500 millones de euros que se anotó el año pasado por la venta de su participación en Siemens Gamesa.

En concreto, el impacto por el incremento de la fiscalidad en Gran Bretaña, que pasará el Impuesto de Sociedades del 19% al 25% y que afecta en el ejercicio actual a los impuestos diferidos, asciende a 461 millones de euros, aunque no es recurrente y no representa salida de caja.

Sin considerar este impacto extraordinario en 2020, el beneficio neto ajustado de la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán creció de enero a junio de este año un 8,4%, hasta los 1.844,4 millones de euros, ha informado la empresa.

Esta partida excluye el impacto neto del covid-19 (-96 millones de euros), la reversión del canon hidroeléctrico de 2013 y 2014 en España (+245 millones de euros) y el impacto negativo de 463 millones de euros de los impuestos diferidos en Gran Bretaña.

A pesar de estos impactos, el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán reafirma sus perspectivas para este año y mantiene sus expectativas de un beneficio entre los 3.700 y los 3.800 millones de euros y de un dividendo con cargo al ejercicio de unos 0,44 euros brutos por acción, a abonar en 2022.

Mientras, el resultado bruto de explotación (Ebitda) de la compañía alcanzó los 5.444 millones de euros a junio, con un incremento del 10,2%. Del Ebitda, un 85% procede de redes y renovables y un 80% se genera en países con rating 'A'.

Así, el negocio de Redes creció un 10,6%, gracias al incremento de inversión, mientras que el de renovables aumentó un 63%, impulsado por una mayor capacidad instalada y más producción.

Por su parte, el Ebitda de generación y clientes cayó un 40% por los altos precios registrados en el mercado eléctrico español, el impacto del covid-19 y los efectos de la tormenta Filomena (Castilla) y la ola de frío en Texas (Estados Unidos).

Acelera las inversiones hasta 5.000 millones

En lo que respecta a las inversiones, Iberdrola aceleró esta partida en el primer semestre de 2021 un 37%, hasta los 4.909 millones de euros. Más del 90% se destinaron al desarrollo de nueva capacidad renovable y a redes inteligentes.

Por mercados, la mitad se realizaron en Estados Unidos y el Estado español, mientras que las inversiones en el área de Iberdrola Internacional Energía ganan peso y representan el 17,2%.

Con este esfuerzo inversor, la energética ha acelerado la construcción y la puesta en marcha de megavatios verdes y en últimos 12 meses, han entrado en operación casi 3.000 MW renovables. De ellos, 1.950 MW son eólicos terrestres, 930 MW son solares y 80 MW de baterías.

La capacidad en construcción alcanza los 8.500 MW y se prevé incrementar la potencia en 4.000 MW en el año. Se añaden nuevas plataformas de crecimiento en Polonia, Suecia, Irlanda, Japón, Corea, Taiwan y Australia que se unen las de países tradicionales en Europa -como el Estado español, Portugal, el Reino Unido, Alemania, el Estado francés e Italia-, Estados Unidos y Brasil.

Sánchez Galán niega irregularidades con Villarejo

Ignacio Sánchez Galán ha asegurado que no hubo ninguna irregularidad en los contratos de la eléctrica con empresas vinculadas al excomisario José Manuel Villarejo que investiga la Audiencia Nacional española, un encargo de la filial de renovables de hace 17 años por un importe de 25.000 euros.

Durante la presentación ante analistas de los resultados semestrales de la compañía, Sánchez Galán ha recordado que en aquel momento una veintena de empresas españolas y algunas administraciones públicas «contrataron a una empresa de seguridad ilegal -Cenyt, vinculada a Villarejo-».

En el caso de Iberdrola, el encargo realizado por su filial de renovables se centró en investigar a una empresa suiza con la que se había aliado para acometer proyectos en Rumanía.

A finales de junio Sánchez Galán fue imputado por su relación con el excomisario junto a otras tres personas, el director general de negocios, Francisco Martínez Córcoles; el que fuera presidente de Iberdrola España Fernando Becker, y el ex jefe del Gabinete de Presidencia Rafael Orbegozo.

Un mes más tarde, a comienzos de julio, el magistrado decidió la imputación como persona jurídica de Iberdrola Renovables por estos mismos hechos.

Todos los departamentos de Iberdrola cumplieron, según Sánchez Galán, con los estándares más altos de gobernanza, y su diligencia «excede la media observada en otras empresas cotizadas», añade el documento.

No obstante, admite que, aunque «en lo que al Grupo Iberdrola se refiere los hechos no pueden considerarse jurídicamente relevantes», sí puede haber un impacto reputacional.

En este sentido, Sánchez Galán ha asegurado que Iberdrola emprenderá «todas las acciones legales para defender la reputación de la empresa y defender los intereses de los accionistas».