Araba reclama medidas para que la uva se pague por encima de los costes de producción

Las Juntas Generales de Araba han aprobado, con la única abstención del junteros del PP, una enmienda transaccional en la que reclaman medidas para proteger a las personas viticultoras y que se les pague por la uva por encima de los costes de producción.

Viñedos en Rioja alavesa. (Juanan RUIZ |AFP)
Viñedos en Rioja alavesa. (Juanan RUIZ/FOKU)

Las Juntas Generales de Araba han instado a Lakua a aumentar los controles de la Dirección de Calidad de Industrias Alimentarias en la inspección de los contratos de compraventa de uva, con el fin de proteger a las personas viticultoras y que se les pague por la uva por encima de los costes de producción.

Así lo recoge una enmiendas transaccional firmada por PNV, EH Bildu, PSE y Elkarrekin Araba, que también han pedido a la Diputación que, en colaboración con el Ejecutivo autonómico, asesore, forme y facilite todas las herramientas a su alcance a las personas viticultoras para que mejoren los rendimientos económicos, sociales y medioambientales».

Además, solicitan a las administraciones competentes que hagan cumplir la Ley de la Cadena Alimentaria, «en especial la formalización de contratos alimentarios escritos entre los operadores, la creación de registros de contratos de compra venta, y la elaboración y publicación a través de observatorios de previsión oficiales de estudios de costes producción, así como de los plazos y condiciones de pago, incrementando la actividad inspectora y las sanciones en caso de incumplimiento».

Iniciativa de EH Bildu

La iniciativa ha sido fruto de una moción presentada por EH Bildu, que, por boca de Kike Fernández de Pinedo, ha denunciado que la pasada campaña la uva se pagó por debajo del precio de producción, tal como reconoció el Gobierno riojano.

«Reconocía que el último eslabón estaba asumiendo las perdidas de toda la cadena. Es muy duro escuchar algo así. Y peor confirmar que tiene razón», ha apuntado antes de señalar que, «para quien está vendimiando es difícil saber quién controla, qué derechos hay y cómo se pueden hacer cumplir».