La Real mantiene el liderato tras imponerse en los últimos minutos del derbi a Osasuna (0-2)

El equipo blanquiazul llega en el primer puesto al parón con 28 puntos tras ampliar su racha positiva en El Sadar, donde ha sumado cuatro victorias y dos empates en las últimas seis visitas. Los rojillos, penalizados por la jugada desgraciada en el gol de Merino, amplían su mala trayectoria en casa.

Isak intenta superar a David García ante la mirada de Unai García y Moncayola. (Iñigo URIZ/FOKU)
Isak intenta superar a David García ante la mirada de Unai García y Moncayola. (Iñigo URIZ/FOKU)

La Real ha ganado a Osasuna (0-2) en un derbi que se ha desequilibrado en una buena jugada de ataque combinativa de todo el equipo blanquiazul en el minuto 72, culminada con un remate de Merino. El navarro no ha querido celebrar el gol ante el equipo en el que se formó y ha tenido la fortuna de que el balón ha golpeado en David García y ha dejado sin opciones a Sergio Herrera.

A partir de ahí la Real ha sido superior y ha logrado el 0-2 en un penalti cometido por Unai García tras una jugada individual de Januzaj, que se ha encargado de transformarlo y sentenciar el encuentro. La victoria amplía la racha a dieciséis partidos oficiales sin perder, con ocho victorias y cuatro empates en los últimos doce de Liga que mantienen a la Real líder con 28 puntos.

Osasuna sigue con una victoria en El Sadar, la lograda ante el Rayo, en un partido en el que Jagoba Arrasate ha recuperado a Sergio Herrera en la portería tras superar su lesión y ha realizado siete cambios con respecto al equipo que perdió el último partido en Sevilla para jugar con un 4-1-4-1 con Moncayola como pivote defensivo y Kike García como referencia ofensiva.

Imanol ha vuelto a contar con Aritz e Isak de inicio y ha introducido cinco variaciones con respecto al once alineado el jueves contra el Sturm Graz para dar frescura a su equipo. Lo más llamativo es que Januzaj y Silva han comenzado en la izquierda y Barrenetxea y Merino en la derecha, aunque en el minuto 25 los dos extremos han pasado a jugar como es habitual a pierna cambiada.

Primer tiempo sin ocasiones

Al pasar a la izquierda el donostiarra ha sido el jugador más desequilibrante en el primer tiempo, con una buena jugada individual culminada con un disparo con la izquierda desviado por David García y un pase a Merino en la última acción de ataque antes del descanso.

El primer tiempo ha ofrecido poco más que los destellos de calidad de Barrenetxea y Januzaj, con dos equipos muy bien trabajados que no han concedido ocasiones y una Real que con el paso de los minutos se ha adueñado del balón.

Tras el descanso Imanol ha dado entrada a Aihen para sustituir a un Diego Rico con tarjeta y muy acelerado. El partido ha seguido igual sin ningún disparo entre los tres palos hasta un remate de Brasanac en el minuto 67 que Remiro ha enviado a corner.

Para paliar la falta de remate de su equipo, con dos disparos de Isak y Januzaj muy desviados, el técnico oriotarra ha recurrido a Sorloth y Portu, mientras que Jagoba Arrasate ha decidido jugar con dos delanteros con la entrada de Chimy Ávila justo antes del gol de Merino.

Ocho partidos de doce sin encajar gol

Ya en esa jugada la Real ha impuesto su fútbol con una larga combinación iniciada por Remiro y en la que han participado casi todos sus jugadores antes de que chutara el navarro.

A partir de ahí, Osasuna se ha venido abajo, el equipo blanquiazul se ha impuesto en los últimos minutos y Remiro ha estado acertado en las ocasiones en las que los jugadores rojillos le han puesto a prueba para despedir la Real su octavo partido de los doce últimos de Liga sin encajar gol.

Jagoba Arrasate ha alineado a Sergio Herrera; Nacho Vidal, Unai García, David García, Manu Sánchez (m.83, Cote); Moncayola; Kike Barja (m. 70, Chimy Ávila), Torró, Brasanac, Rubén García (m.83, Roberto Torres); Kike García (m.83, Budimir).  

Imanol ha apostado por Remiro; Zaldua, Aritz Elustondo, Le Normand, Diego Rico (m.46, Aihen); Zubimendi, Merino, David Silva (m.83, Turrientes); Januzaj (m. 87, Lobete), Isak (m. 70, Sorloth) y Barrenetxea (m. 70, Portu).

El Sadar ha registrado una gran entrada con 21.471 espectadores y un gran ambiente. Las dos aficiones solo han dejado de animar a sus equipos al guardar un minuto de silencio con una actuación de un violinista en el centro del campo en recuerdo de Juan José Alonso, seguidor de Osasuna fallecido en los instantes previos al último partido en El Sadar ante el Granada.