La lucha de Noelia para que la UPV-EHU gestione la ayuda de personas con necesidades educativas especiales

La joven alavesa Noelia Da Costa ha conseguido gracias a la presión popular que la UPV-EHU dé solución a su situación de diversidad funcional. 

NAIZ+|2018/10/09 09:35
Captura_de_pantalla_2018-10-09_a_las_9
Imagen de portada de Noelia Da Costa en Facebook.

Esta joven alavesa tras años de esfuerzo, arrancó el curso en el campus de Gasteiz de la UPV. Antes de formalizar la matrícula, sin embargo, puso en conocimiento su situación al Departamento encargado de gestionar las ayudas de personas con necesidades educativas especiales, ya que esta joven con diversidad funcional no puede ir sola al baño. La respuesta recibida en julio por parte de la institución universitaria fue favorable, «ya que es una universidad inclusiva»; sin embargo, nada más empezar las clases fueron sus propios compañeros y compañeras las que tenían que cubrir la ayuda para ir al baño. El motivo, que una de las personas del Servicio de discapacidad estaba de excedencia.

Una amiga la ha acompañado durante estas primeras semanas, pero al ver modificado su horario de clases, la semana pasada, no pudo ayudarla. Noelia Da Costa volvió a ir de nuevo al Servicio de Discapacidad de la Universidad y cuando pensaba que el problema se había solventado, descubrió que la ayuda prestada por la universidad solo era hasta las doce del mediodía, a partir de esa hora no podría ir al baño.

Ante esta tesitura, Noelia, colaborada habitual de Hala Bedi irratia, optó por dar luz a lo que estaba padeciendo y describió su situación en Facebook, haciendo un llamamiento a amigos y conocidos para que difundieran el post. Hala Bedi dio voz a su denuncia.

Dos días después de haber escrito aquellas líneas, la presión mediática y la difusión de su caso consiguieron que recibiera la llamada esperada y, tal y como le aseguraron a partir de ayer, lunes día 8 de octubre, Noelia cuenta con una persona para acompañarla.