El acuerdo sobre la política pesquera aplaza la recuperación de los caladeros

Los ministros de Pesca de la Unión Europea han alcanzado un acuerdo sobre la reforma de la política pesquera que aplaza los objetivos para la recuperación de los recursos pesqueros.

NAIZ.INFO|LUXEMBURGO|13/06/2012 08:42|0 commentaires
Pesca
La comisaria de Pesca, Maria Damanaki; el ministro español del ramo, Miguel Arias Cañete, y su homólogo británico, Richard Benyan. (Georges GOBET/AFP)

Tras 18 horas de negociaciones, los ministros de Pesca de la Unión Europea han logrado un acuerdo «parcial» sobre la reforma de la Política Pesquera Comunitaria (PPC), ya que esta debe ser aprobada conjuntamente por el Consejo de Europa y el Parlamento Europeo, que comenzará a votarla en octubre.

Frente a la radicalidad de la propuesta que la Comisión Europea presentó en julio, que daba un escaso margen temporal para la aplicación de los nuevos objetivos, los titulares de Pesca han respaldado una reforma más moderada, a partir de un texto de compromiso de la presidencia danesa de turno de la UE.

El texto, relativo al reglamento que regirá la PPC a partir de 2014, fija como prioridad lograr los rendimientos máximos sostenibles de las existencias pesqueras en 2015, pero permite aplazar el objetivo cinco años, hasta 2020, cuando su consecución no sea posible con anterioridad.

Sobre los descartes (capturas no deseadas que se devuelven a la mar por su bajo valor comercial), el tema más conflictivo y que ha concentrado la mayor parte de las discusiones, el Consejo ha acordado «poner punto y final» a la práctica «pesquería por pesquería y con un enfoque temporal claro».

La reforma plantea además la creación de un mercado de cuotas de pesca transferibles como medida para redimensionar la capacidad de la flota.

«Un paso adelante»

«Los Estados miembros han dado un paso adelante para una política común de pesca radicalmente nueva», ha afirmado al término de la reunión la ministra danesa de Pesca, Mette Gjerskov.

Por su parte, la comisaria europea de Pesca, Maria Damanaki, ha defendido que el acuerdo es «un logro» que supone «un primer paso» en un proceso en el que «aún queda mucho trabajo por hacer».

Ha admitido que la propuesta de la Comisión Europea era más ambiciosa que la que ha salido adelante, pero ha asegurado que seguirá insistiendo en favor de una pesca más sostenible y ha confiado en que la Eurocámara consiga endurecer las condiciones medioambientales de la PPC.

Al acuerdo se han opuesto el Estado francés, Malta, Eslovenia, Portugal y Holanda, según fuentes comunitarias.

 

INFOS ASSOCIÉES