El G20 muestra su apoyo a una nueva unión bancaria europea

En su declaración final de la cumbre celebrada en Los Cabos (México), el G20 apoya «una arquitectura financiera más integrada» en Europa, con una nueva unión bancaria con capacidad para recapitalizar entidades.

Naiz.info|Los Cabos|20/06/2012|0 commentaires
Dv1198793
Calderón, durante su discurso de clausura en Los Cabos. (Paul J.RICHARDS/AFP)

La séptima cumbre del Grupo de los Veinte (G20) ha concluido hoy en Los Cabos, noroeste de México, con el convencimiento de que Europa camina hacia la «definitiva solución de su crisis» y aportando apoyos desde los países en desarrollo al Fondo Monetario Internacional (FMI).

«Apoyamos la intención de considerar pasos concretos hacia una arquitectura financiera más integrada», con una nueva unión bancaria europea, según se explica en el documento, que incluya un supervisor único, capacidad para liquidar y recapitalizar entidades, y un unido fondo de garantía de depósitos.

En la reunión de Los Cabos el G20 ha aprobado un Plan de Acción que «da pasos firmes hacia la recuperación económica y plantea una agenda de futuro».

Incremento de recursos en el FMI

En el capítulo de la mejora de la arquitectura financiera internacional el G20 ha alcanzado «un acuerdo fundamental para la economía global» como es el de «asegurar el incremento de los recursos financieros con los que cuenta el FMI» por un total «no de 430.000 millones, como era nuestra meta, sino de más de 450.000 millones de dólares», ha dicho el presidente de México, Felipe Calderón, en una rueda de prensa.

«Hemos más que duplicado la capacidad histórica de apoyo y de préstamo del FMI, la mayor capitalización de su historia», ha agregado.

El mandatario mexicano ha destacado la que es «la mayor ampliación de recursos que ha tenido esta institución fundamental para enfrentar los tiempos de crisis de la economía», algo que ha considerado un logro que implicó «varios meses de complejas negociaciones».

Calderón ha felicitado en particular a los países emergentes que participan en este plan, China, con 40.000 millones de dólares, Rusia, con 10.000 millones apartados de sus reservas para el FMI, Sudáfrica, con 2.000 millones de dólares, y Brasil, con una suma no especificada.

 

 

INFOS ASSOCIÉES