Inasa rechaza el planteamiento del comité de venta de la planta

La dirección de Inasa ha rechazado el planteamiento del comité de empresa de que se venda la fábrica de Irurtzun como alternativa al expediente de rescisión de 155 contratos y cierre de las instalaciones presentado por la compañía.

Naiz.info|Iruñea|26/06/2012|0 commentaires
Arp_eko_65470143927
Trabajadores de Inasa, frente al tribunal laboral para negociar el finiquito. (Jagoba MANTEROLA/ARGAZKI PRESS)

Inasa, antigua Reynolds, empresa dedicada a la transformación de aluminio con más de cincuenta años de historia en Nafarroa, ha presentado un ERE para la rescisión de 155 de los 168 contratos de la fábrica, mientras que los otros 13 continuarían trabajando un tiempo para las labores propias del cierre de las instalaciones.

La empresa «está centrada exclusivamente» en negociar la indemnización de los despidos, «sin ninguna otra alternativa», mientras que el comité pide que se venda la empresa, bien a un inversor o a los propios trabajadores, en las mismas condiciones en que el grupo alemán Bavaria Industrie Kapital compró la planta en 2010, ha indicado a Efe el secretario general de la Federación de Industria de CCOO de Nafarroa, José Ramón Fernández.

Sin embargo, en la reunión celebrada hoy en el Tribunal Laboral de Nafarroa, la empresa ha contestado que no desea esa propuesta «bajo ningún concepto» y «se escuda en que, si hay una propuesta de compra, sea seria, fiable, bien estructurada y con un plan viable de futuro», ha explicado Fernández.

«Me parece totalmente inaudito que pidan un plan viable de futuro cuando ellos no lo tienen», ha afirmado el sindicalista, que ha declarado que «se trata de una excusa de mal pagador para cerrar la empresa, desmantelarla y vender todo lo que hay» en un plazo de unos seis meses.

En la reunión ha intervenido asimismo una representante de una empresa de recolocación contratada por la dirección de Inasa: «Hemos escuchado educadamente, pero hemos dicho que eso no era parte de la negociación porque nosotros no contemplamos el cierre de la planta», ha comentado Fernández.

El comité ha pedido asimismo a la dirección que se admita la realización de una auditoría de la empresa a través del Gobierno de Nafarroa, a lo que la compañía ha respondido que estudiará la propuesta.

Goicoechea pide a Inasa que mantenga su actividad

La vicepresidenta y consejera de Industria navarra, Lourdes Goicoechea, ha mantenido una reunión con la propiedad de Inasa, a la que ha pedido que mantenga la actividad y el empleo de la planta de Irurtzun.

La reunión con el consejero delegado, ha dicho, ha comenzado a las 07.30 «para ver que intención tienen y poner sobre la mesa nuestra posición: que la plantea sea productiva y los trabajadores tengan acceso al trabajo».

Además, a petición del comité, la consejera ha propiciado que esta misma mañana los representantes de los trabajadores pudieran hablar con este directivo alemán y exponerle su punto de vista, aunque el comité ha solicitado un segundo encuentro para analizar con más tiempo la situación.

«Vamos a seguir trabajando en la línea de que la planta vuelva a funcionar. Nuestro cometido va a ser ese», ha precisado Goicoechea en declaraciones a los periodistas.

La dirección de Inasa comunicó la semana pasada a Industria su decisión de cerrar esta factoría de forma inmediata y al mismo tiempo notificó a la autoridad laboral la extinción de 155 contratos y dejó a 13 trabajadores para las tareas relativas al cierre de la planta.

Los argumentos son que Inasa, comprada en 2010 por Bavaria Industrie Kapital, sufre una desventaja de costes con respecto a países como Grecia y Turquía, y además «la industria del foil en Europa vive una sobrecapacidad en sus fundamentales de oferta y demanda que deteriora continuamente los niveles de precio», por lo que las medidas adoptadas ya en 2011, entre ellas 26 despidos y una bajada salarial del 8%, no han sido suficientes para «la supervivencia» de la planta de Irurtzun.

INFOS ASSOCIÉES
LIENS